(Los audios en lengua Catalana son traducidos progresivamente al idioma Español)

viernes, 16 de diciembre de 2016

sábado, 26 de noviembre de 2016

El Aspirante espiritual !



Resumen- Traducción del Catalán al Español publicado en audio en el blog de la Sociedad Teosófica Rama Armonía de Barcelona

Reunión grupal en la Asociación de Amigos de la India de Barcelona, Catalunya (España)1999


El mundo está cambiando a pasos agigantados y con él todas las formas de vida que lo componen. Desde la individualización jamás se había dado de forma tan evidente la oportunidad de trascender el karma mundial. 

Al paso de muchos milenios la humanidad infantil ha crecido en su evolución convirtiéndose en un ser humano auto consciente, dividiéndose de forma evidente, en varios grupos que se diferencian por sus distintos estados de consciencia, desde el más instintivo y primitivo hasta el más evolucionado que se halla al borde de la liberación. 
Sin embargo cuanto más avanzado es un grupo, más reducido es el número de almas que lo componen. La causa es debida a que la evolución del ser humano en las primeras etapas es muy lenta y antes no ha dado el paso definitivo en el sendero del discipulado ha de vivir una larguísima serie de experiencias, que le permitirán aprender cual es el camino recto que conduce a la iniciación. Pero antes de llegar al Portal que le iniciará en un nuevo y superior estado de consciencia, deberá desprenderse o trascender lo adquirido en el pasado y retener tan sólo lo que le ha permitido crecer en su esencia. 

Una vez el aspirante ha traspasado el Portal de la 1ª Iniciación menor, comparado con la etapa anterior que ha dejado atrás, el proceso evolutivo se acelera y a medida que se acerca al discipulado lo hace con mayor rapidez.


Entre la 1ª y 2ª iniciaciones habrán de pasar muchas encarnaciones, el aspirante polariza casi totalmente la consciencia en su vida de deseos y emociones, a la par que desarrollará la mente concreta.
En la 1ª iniciación el aspirante ha sublimado el instinto en intelecto, a la vez que el Cetro de Poder le ha estimulado el centro Cardíaco.
Cuando esté cerca del discipulado en la etapa que esté preparado para recibir la 2ª iniciación, habrá desarrollado la mente concreta, empezando a utilizar la mente abstracta y la intuición. 
Su desarrollo mental le capacitará para aplicar un control definitivo en su vida de deseos y el centro cardíaco que habrá despertado lo inclinará al servicio totalmente desinteresado. 

Sabemos que la evolución es movimiento y que la materia de los cuerpos responde al nivel y velocidad vibratoria de la consciencia.Cuanto más nos acercamos a nuestros orígenes divinos tanto más rápido es el movimiento molecular del que están compuestos nuestros cuerpos. Al mismo tiempo en cada iniciación, la velocidad y las dimensiones de los chacras aumentan en proporción a la iniciación recibida. El movimiento giratorio de los chacras, su luz y color, al igual que su aura y línea de Rayo indicarán el estado de consciencia alcanzado por aquel ser humano.
Actualmente una gran mayoría de seres humanos a la que se define como la gran masa, jamás había alcanzado tan elevada consciencia sobre la diferencia que existe entre el bien y el mal. Cada cual en su propio nivel está recibiendo un impulso evolutivo que le capacita para el desarrollo de la mente y el corazón, esto es evidente para el observador esotérico porqué hoy en día el hombre ya piensa, aunque su consciencia todavía esté polarizada astralmente.

Cuando el aspirante llega a esta etapa evolutiva avanzada surge en su interior unas ansias enormes de conocimiento espiritual y ésta es la señal evidente que el Alma ha empezado a penetrar Luz en su consciencia. A partir de entonces la vida del aspirante empieza a cambiar, cambia de ambientes buscando con quien compartir sus inquietudes, conoce a algún aspirante más avanzado o a un discípulo que lo orienta y también por los libros que adquiere recibe un estímulo en su consciencia que acrecienta las ansias de servir.  
Sin que se lo proponga el aspirante se va separando de la gran masa humana que aún necesita ser conducida, porqué todavía no ha aprendido a pensar por si misma y porqué no siente el llamado del Alma ni la capacidad mental para comprender.  
Lo comentado nos conduce a la comprensión del porqué decimos que la humanidad en general está avanzando como jamás había ocurrido en esta etapa evolutiva del Logos planetario.
Cuando por primera vez el aspirante empieza a sentir algo en su interior que le impulsa a buscar conocimiento de orden espiritual, es signo de que se está preparando o ha recibido la primera Iniciación menor, entonces se le abren las puertas hacia el sendero del discipulado. 
El Sendero es Uno, sin embargo se compone de distintas etapas evolutivas por las que vamos transitando a medida que avanzamos hacia la próxima meta superior. 

Una vez recibida la 1ª Iniciación el Aspirante ha entrado en el Sendero!

Marta Parramon

lunes, 14 de noviembre de 2016

Aprendiendo a servir !

                                                             
                                                                 

(Traducción del Catalán al Español publicado en audio en el blog de la Sociedad Teosófica Rama Armonía el 25/01/15)

Reunión grupal en la Asociación de Amigos de la India de Barcelona, Catalunya (España) año 2000


Cuando el Alma nos impulsa a buscar al grupo con la intención de adquirir conocimientos que den respuesta a nuestras inquietudes espirituales, debemos saber que la finalidad de todo grupo esotérico es el Servicio. 

Cuando nos iniciamos en un grupo el estudio y la meditación son necesarios, de manera que al compartir la comprensión adquirida, las dudas o lo que pueda ir surgiendo, el grupo se vaya integrando, enriqueciendo espiritualmente y preparando para el servicio.
Cuando estemos preparados, (aunque generalmente al principio pensemos que no lo estamos), se nos presentará la oportunidad de servir sin que nos lo hayamos propuesto. No tengamos miedo a equivocarnos, pues siempre que se acerque a nosotros alguien que precisa de una orientación es porqué se la podemos dar, sino no sentiría esta necesidad de acercarse a nosotros.
Cuando buscamos al grupo con la intención de servir, estamos actuando como almas y a medida que el corazón individual y grupal se expande, empezamos a irradiar y al mismo tiempo nos hacemos magnéticos y este magnetismo es lo que atrae a quienes buscan orientación espiritual o ayuda de otra índole, aunque ellos no lo sepan. 
El centro cardíaco es (electro-magnético) porqué el magnetismo espiritual surge del corazón, al igual que la radiación y sea cual sea el Rayo al que pertenezcamos el Amor y la Compasión siempre deberán estar presentes en todo discípulo servidor. 

No se trata de decir a nadie como debe andar el camino sino únicamente señalar allí donde está la Luz. 
Cuando estemos preparados y nos llegue la oportunidad de servir, no nos detendremos a pensar en lo que hemos estudiado ni haremos lo que alguien más preparado que nosotros nos ha enseñado, sino que surgirá de nuestro interior y de  forma espontánea lo que es más necesario hacer o decir en aquel momento. Si se trata de alguien que nos pide consejo u orientación quizás no le daremos la respuesta que desea escuchar sino la que su alma necesita en aquel instante y aunque aparentemente no tenga relación con lo que se nos ha preguntado, podéis estar seguros que si existe verdadero amor en nuestro interior la respuesta surgirá  del corazón, no de los conocimientos adquiridos.  

Los estudios y el conocimiento son necesarios para poder llegar posteriormente a una comprensión profunda de los mismos hasta hallar el hilo de conexión con nuestro ser interno. Entonces podremos aplicarlos a la vida de servicio.

¿Como reaccionaríamos si llevando ya un tiempo en el grupo y teniendo bastantes conocimientos esotéricos un día nos pidieran con urgencia dar una conferencia esotérica al cabo de 1/2 hora para sustituir al conferenciante que se había puesto enfermo?.
Si no estábamos acostumbrados a hablar en público lo más normal es que nos entraría el pánico! el miedo a equivocarnos, a no saber que decir.
Inmediatamente recorreríamos a los conocimientos, esto es lo más prudente y normal que se acostumbra a hacer, pero cuando pertenecemos a un grupo esotérico que sirve y trabaja como un Alma, no se debería hablar a las mentes del auditorio sino a sus corazones. I para que esta conexión se produjera, el discípulo tendría que dejar hablar su corazón, sin miedos, de forma espontánea, de la misma forma como hablaría cuando se reune con el grupo.
Cuando existe Amor desaparece totalmente el miedo. ¿Porqué vivimos tan llenos de miedos, de temores? simplemente porqué no amamos! Esta es una realidad que tarde o temprano todos los discípulos descubren por propia experiencia.

Si poseemos consciencia grupal cuando uno de nosotros realiza un servicio la energía del grupo está con él, no es el discípulo el que sirve sino que es el grupo cuyo representante es quien da la conferencia.
La práctica de la meditación en un pensamiento simiente como podría ser por ejemplo; ¿que significa ser impersonal?
u otro pensamiento que queramos desarrollar, nos ayuda a centrar la mente en niveles cada vez más elevados y a profundizar en su significado. 
Esta es una forma de empezar una conferencia frente al público sin necesidad de preparación previa viene a ser como una meditación en voz alta.

El Maestro Tibetano nos da una invocación que todos quienes seguimos Sus enseñanzas conocemos y que por ser tan repetida la mayoría no le da la importancia que tiene en el desarrollo de la consciencia superior. No se trata de memorizarla ni repetirla diariamente sino de meditar a fondo su significado y empezar a aplicarlo a nuestras vidas.

Las tres frases finales  de la invocación a que me refiero son estas:

El olvido de uno mismo.

La Inofensividad 

La Palabra Correcta.

                                                                    Marta Parramon



martes, 1 de noviembre de 2016

Libertad, Liberación y el Ángel Solar!

                                                           
                                                       


 Reunión grupal en la Asociación de Amigos de la India de Barcelona, Catalunya (España) 1995

Traducción del Catalán al Español publicado en audio en el blog de la Sociedad Teosófica Rama Armonía el 
15/02/2015



Desde que el ser humano empieza a tener uso de razón, de una u otra forma busca la libertad, sin embargo ha de pasar mucho tiempo antes de poder llegar a ser consciente de que lo que realmente anhela es la Liberación. Pero antes que nada  tendrá que desarrollar la mente, a fin de poder comprender lo que significa ser libre ya que la libertad parte de un estado mental y no de una forma de ser.

Vemos pues que la libertad conduce a la Liberación.
A medida que nos vamos desarrollando al paso de muchas encarnaciones, buscamos la libertad personal, pero aunque sea así y nuestra mirada se dirija al mundo de lo externo, estamos siguiendo el camino que nos conduce a una Libertad superior. Una libertad que no separa, sino que nos une estrechamente con el Todo y sin embargo no nos apegamos ni retenemos nada.
Puede que esta actitud nos sea difícil de comprender, sin embargo cuando lo incluimos todo en nuestro ser es cuando más libres somos. 

Para una gran parte de la humanidad la libertad consiste en hacer lo que desea, no nos damos cuenta que este estado al que denominamos libertad es una prisión construida por nuestro libre albedrío, por nosotros mismos, es una barrera que levantamos entre lo interno que reclama atención y nuestra propia personalidad.
Seguramente pensaremos y con razón que el ser humano ha sacrificado su vida por la libertad, ha estado esclavizado física o mentalmente, ha luchado incansablemente por un ideal para que se le permita pensar por si mismo y llegar a mostrar lo que és en si mismo. 
Esta necesidad de libertad es inherente a nuestra naturaleza y la podemos aplicar igualmente a un ser humano como a una sociedad o a una nación. 
Todas esto lo sabemos muy bien y no es tan solo cosa del pasado, observando al mundo es evidente que la humanidad siempre ha estado sometida a unas leyes creadas por los hombres y que en gran parte han ido o van en contra de la libertad, siendo la Libertad una de las principales Leyes divinas necesaria para alcanzar la Liberación. 

Quizás esto nos haga pensar en lo que está ocurriendo actualmente en el mundo, para darnos cuenta que las fuerzas que van en contra de la Luz y el progreso están interfiriendo grandemente en la evolución planetaria.
La evolución no puede detenerse pero el ser humano puede retardarla o acelerarla si se lo propone. No podemos quedarnos anclados en el pasado, son necesarios el cambio y la transformación constantes.
Cuando dejemos de mirar hacia "abajo" y empecemos a mirar hacia "arriba" descubriremos que aún habiendo decidido por nosotros mismos el camino que libremente queremos seguir, existe un Gran Ser al que le damos el nombre de Ángel solar o Yo superior, el cual no limita nuestra libertad y sin embargo nos atrae con su potente magnetismo, indicándonos con Su Luz la dirección correcta al igual que un faro encendido orienta al navegante que ha perdido el rumbo.

El discípulo consagrado al servicio, (especialmente si responde a un primer rayo) tiene un concepto de la libertad muy pronunciado y jamás aceptará que nadie le obligue a hacer nada que él no haya decidido anteriormente. Renuncia a su vida personal por amor al servicio, siente la soledad como todos los verdaderos discípulos y la incomprensión de quienes no tienen consciencia grupal y sin embargo se siente totalmente libre y feliz de poder servir al Maestro. 
La palabra "Liberación" en sí tiene un gran significado esotérico porqué nos viene a decir que debemos desprendernos de algo o de mucho...personal e incluso interno.
Podemos liberarnos de lo que nos molesta o ya no necesitamos, pero existe una liberación que va mucho más allá y consiste en desprendernos de aquello superior que hemos atesorado e ido cultivando en nuestro interior durante miles de encarnaciones.
También podemos darle el nombre de"renuncia". Si hemos entrado en el camino del discipulado no podemos desatender este requerimiento si es que queremos ser merecedores de atravesar el Portal de la Iniciación, porqué si no abandonamos el peso que nos mantiene atrapados en la materia que en sí misma constituye "la ley gravitatoria" no nos permitirá ascender a los mundos sutiles.  

Cuando el Maestro nos aconseja (el olvido de si mismo) no nos está indicando que descuidemos nuestra vida ni a nosotros mismos, se trata de ser impersonal y esta impersonalidad se consigue liberándonos de la auto atención a fin de adquirir la consciencia grupal. 
Este olvido de si mismo es el principio de la liberación.

La misión del Ángel solar consiste en liberar al ser humano y convertirlo en un miembro del Quinto Reino, pero antes de convertirse en un Alma liberada el hombre tendrá que haber redimido la materia de cada uno de sus cuerpos. Redimir es iluminar, es  espiritualizar. Entonces es cuando aquel ser que ha alcanzado el estado superior egoico puede utilizar los tres cuerpos de la personalidad integrada y consagrada a la Jerarquía o Gran Fraternidad Blanca del planeta.

Démonos cuenta que un discípulo aceptado por el Maestro es un miembro de la Jerarquía, no es una persona común, pues en esta etapa está siendo preparado para recibir la tercera iniciación y aunque todavía es humano y no ha liberado al Ángel solar, está actuando como Alma en encarnación sirviendo en el plano físico.

En cada iniciación se produce Liberación al someter a cada uno de los elementales de los cuerpos al poder del Ángel solar. En la primera iniciación menor es sometido el elemental físico y el hombre se libera de las tendencias más instintivas. En la segunda iniciación demuestra el control sobre el elemental astral y su vida de deseos. En la tercera iniciación el iniciado somete desde niveles del Alma a su elemental mental y a partir de entonces la mente concreta es substituida por la mente abstracta y la intuición.

En la cuarta Iniciación el Constructor del Cuerpo Causal (El Ángel solar) es Liberado y la personalidad integrada e iluminada es ocupada por la Mónada espiritual, (el verdadero Hombre) si es que el gran Iniciado todavía posee cuerpo físico. 
En realidad cada elemental constructor es el dueño del cuerpo que ha construido y el producto de los estados de consciencia que adquiere el ser humano durante infinidad de encarnaciones. Una vez  recibida la cuarta Iniciación aquel ser Humano se convierte en un Arhad, entonces es preparado para entrar en el Adeptado en que recibirá la quinta Iniciación y se convertirá en un Maestro de Compasión y Sabiduría.


Marta Parramon



lunes, 24 de octubre de 2016

Las Energías de Rayo y la Astrología esotérica!




Conferencia a cargo de Marta Parramon en la Asociación de Amigos de la India de Barcelona, Catalunya (España) 1996

jueves, 13 de octubre de 2016

Invocación de ofrecimiento al Maestro!



Djwhal Khul
(Maestro Tibetano)



Esta invocación la dio el Maestro a Sus discípulos para que la pronunciasen mentalmente con plena consciencia y responsabilidad grupal en aquellos momentos en que les fuera necesaria la fuerza interna del Ashrama, a fin de  llevar a cabo el servicio que tenían que realizar.

*

Soy un mensajero de la Luz
Soy un peregrino en el camino del Amor.
No camino sólo
y se que las grandes Almas y yo somos Uno
y el servicio que realizamos es Uno.
Su fuerza es mía,
esta fuerza la reclamo.
Mi fuerza es de ellos
y la entrego voluntariamente.
Como Alma camino sobre la Tierra
Represento al Uno.

DK.

lunes, 10 de octubre de 2016

Romper los límites para despertar!



Traducción del Catalán al Español publicado en el blog de la Sociedad Teosófica Rama Armonía de Barcelona el  
13/04/2013

        
        ¿Qué entendemos por "Despertar" ?

Cuando a través del tiempo vamos desarrollando la mente, llega un punto en que ya no tenemos suficiente con los conocimientos mundanos que hemos adquirido sino que buscamos algo más, algo que desconocemos y sin embargo nos atrae desde adentro aún sin saber porqué. 
Esta inquietud nos impulsa a buscar éste algo desconocido en las distintas religiones y filosofías, en la ciencia, en las artes... en algo que podamos reconocer e identificarnos y dé un nuevo sentido a nuestra vida.

En esta etapa el Alma nos impulsa hacia adelante en el camino evolutivo a fin de que rompamos los límites que nos impone la personalidad. 
Llegados a cierto estado de consciencia es preciso hacer un recuento de nuestros valores y empezar a separar "el grano de la paja"
La forma externa tan sólo es la apariencia,el vestido que encubre la realidad interna. Aprender a reconocer lo que oculta la forma es necesario si lo que queremos es descubrir realmente quienes somos y el porqué tenemos que ponernos este vestido que aparentemente nos hace ser distintos de lo que somos en realidad. El cuerpo físico tan sólo es el efecto de una causa espiritual interna que nos limita la verdadera expresión, tan sólo es el vehículo de contacto que nos permite por medio de los sentidos, adquirir y ampliar la consciencia en los planos sutiles, astral, mental y espiritual.  

Al paso del tiempo toda experiencia proveniente del pasado debería ser trascendida. A partir de entonces es cuando frente a nuestra percepción interna aparece una nueva realidad que ya presentíamos porqué en esta larga búsqueda aún sin darnos cuenta la hemos estado invocando.  
Este estado de consciencia nos revela Quienes somos en esencia, de donde procedemos y cual es el destino humano.
Al igual que si hiciéramos un examen de consciencia, deberíamos ser capaces de reconocer en nuestro interior aquello que tiene un mayor significado, lo que consideramos como esencial y más valioso de lo que hemos aprendido de la vida que ha despertado en nosotros la inquietud de ir siempre más allá y hacia un objetivo superior.
Es preciso descartar lo inservible y todo cuanto vela la luz, limita el avance y oscurece el camino.
Tan sólo cuando vaciamos la consciencia de lo que no tiene valor puede haber lugar para lo nuevo que ha de venir. 

Una vez hecho el recuento de nuestros valores superiores podremos mirar de frente nuestra propia consciencia y escoger las semillas de más calidad que han crecido en nuestro interior y a partir de aquí empezar a "Sembrar". 
No nos detengamos aunque la vida nos ponga dificultades, la "Realidad" que hemos conquistado a costa de duro esfuerzo nos da la fortaleza necesaria para no decaer. Ahora somos conscientes y habiéndonos convertido en Sembradores, tenemos el deber de sembrar en tierra fértil, allí donde las almas anhelantes están esperando acoger las semillas con el corazón abierto.Un ejemplo que a menudo he puesto es el del excursionista que quiere ascender a una alta montaña (símbolo de elevación espiritual) cargado con su mochila (sus apegos personales) llena de objetos inútiles.
Pero a medida que asciende la dificultad es más grande, la fatiga lo detiene, no puede respirar y le es imposible seguir adelante. Si quiere llegar a la cumbre tendrá que irse aligerando de su carga hasta quedarse únicamente con lo esencial e imprescindible y si es mucha la dificultad, tendrá que abandonar la mochila y todas sus pertinencias. Entonces se habrá aligerado totalmente de su carga, se sentirá libre y la ascensión culminará felizmente.

Hay quien desiste de seguir subiendo para no tener que desprenderse de sus posesiones (físicas, emocionales o mentales) o tal vez, porqué le falta la confianza en si mismo y prefiere dar marcha atrás, pensando que lo volverá a intentar en otra ocasión cuando se sienta más fuerte, pero no se acuerda que la montaña siempre seguirá siendo la misma con las mismas dificultades. 

Vivimos inmersos dentro de un escudo que nosotros mismos hemos construido para protegernos de todo cuanto pueda alterar nuestra vida y que hemos ido construyendo con nuestro esfuerzo. Pero cuando nos dejamos atrapar por lo que consideramos que hemos conquistado,cuando nos apegamos de tal forma a ello, sin darnos cuenta nos convertimos en las víctimas de nuestras propias seguridades.

Romper los límites no significa que en una encarnación determinada podamos hacerlo sin más al producirse una expansión de consciencia, sino que se trata de ir dejando atrás a cada instante lo que pertenece al pasado y nos limita la libertad.
Toda encarnación requiere renuncias, desde las más personales hasta las más superiores que podamos  imaginar, como son la renuncia a los conocimientos espirituales, al Maestro y a la propia individualidad cuando el hombre recibe la 4ª Iniciación y se libera del reino humano. 
   
En cada paso que damos hacia adelante expandimos el círculo y los límites impuestos hasta el momento se ensanchan, señalándonos un objetivo más amplio, más sutil y lleno de significado.  
Lo que somos hoy es el fruto del pasado, pero con una consciencia que en cada encarnación se ha ido sintetizando, al incorporar nuevas experiencias que nos han abierto la comprensión de lo que significa la existencia y cual es el objetivo de nuestro Creador.

Hay que romper los límites que nos confinan en la inercia del pasado y entrar en la corriente de la nueva era libres del peso que tanto nos condiciona
libres y abiertos a las nuevas Leyes que empiezan a regir y se imponen.
Si nos adaptamos se cumplirá la promesa de Hermandad y Armonía en todos los reinos de la Naturaleza que habitamos el planeta.

                                         Marta Parramon  

miércoles, 5 de octubre de 2016

VBA. Servicio e Integración!




 Conferencia a cargo de Vicente Beltrán Anglada  
  (Reunión grupal con los amigos de Zaragoza, Valencia y Barcelona 08/11/1986)

lunes, 3 de octubre de 2016

domingo, 25 de septiembre de 2016

La Unidad en la Dualidad !




Conferencia a cargo de Marta Parramon en la Sociedad Teosófica Rama Armonía de Barcelona, Catalunya (España) 1996

jueves, 8 de septiembre de 2016

Causa y Efecto!



 
Traducción del Catalán al Español publicado en audio en el blog de la Sociedad Teosófica Rama Armonía de Barcelona  el 7/10/2015

Reunión grupal en la Asociación de Amigos de la India de Barcelona, Catalunya (España) año 2000


Todo cuando esté compuesto de materia lleva implícito el Karma.
Quizás más de una vez nos hemos preguntado si ciertas relaciones personales o circunstancias acaecidas en nuestras vidas son efecto del karma.

Si tenemos presente que toda acción produce una reacción, o dicho de otra forma, que toda causa produce unos efectos, es más que evidente que la vida en general, es kármica. Quizás se presentará ante nosotros un karma proveniente de otras encarnaciones, pero al no recordar sus causas nos creeremos víctimas de una injusticia o favorecidos por un premio inmerecido. 

La atracción que sentimos hacia la materia es lo que nos impulsa a reencarnar una vida tras otra, es por esta razón que la Ley de Renacimiento y la Ley del Karma no pueden separarse donde existe evolución de las formas.
Aún sabiendo que a cada instante estamos generando karma, (bueno o malo) con nuestra actitud y pensamientos, es muy probable que no todo el karma provenga de vidas anteriores.  

A esta reflexión le podemos añadir la Ley de Reproducción, ya no únicamente del reino humano sino también del vegetal y el animal, porqué todo ser viviente se reproduce a sí mismo en su descendencia y esta Ley está íntimamente relacionada con el Karma. 
Podríamos interpretarlo psicológica y esotéricamente de manera que concebir sea la forma de no extinguirse, de perpetuar la especie y prolongar la propia vida en otras formas aunque con distintos cuerpos y personalidades.
Posiblemente estaréis pensando que cada ser huamano nacido es un alma individualizada y lo que hereda de sus padres no es la consciencia, pues cada cual es un individuo que evoluciona independientemente.

Si meditáis sobre la cuestión vieréis que existe un gran misterio sobre la reproducción que todavía no se ha revelado abiertamente. 
Por una parte aunque únicamente lo sepamos por los estudios adquiridos, sabemos que el Alma es Una, que se divide y subdivide en infinidad de Chispas Divinas utilizando (en el reino humano) una enorme cantidad de personalidades y en todos los estados de consciencia posibles. 
Entonces si lo observamos desde este ángulo es comprensible pensar que nos perpetuamos de una forma más íntima (quizás por línea de rayo) en cada alma que traemos al mundo, pues en realidad formamos parte de la misma Alma Una, al igual que el resto de la humanidad.
Todos los seres sin distinción estamos unidos interna y kármicamente.
Acaso no existe un Principio y que todos hemos surgido de él, que somos hijos de los hijos que se han reproducido desde el principio de los tiempos? No somos acaso hermanos de sangre y de Espíritu?

La humanidad somos seres individualizados  permitiéndonos hasta cierto punto tener un libre albedrío y es por esta causa y esta libertad que se nos da que podamos decidir como andar nuestro camino creando karma sin cesar.
El desarrollo de la mente pide libertad. Libertad de equivocarnos y aprender y es precisamente por los efectos de las causas que generamos que podemos desarrollar la consciencia y es así como a costa de cometer muchos errores lo trascendemos y nos liberamos.

Sabiendo que a cada instante estamos produciendo causas que generan efectos, tendríamos de ser conscientes  que tenemos una enorme responsabilidad para con el mundo, porqué sabemos que aquello que surge de nosotros tarde o temprano se concretará.  

No somos seres aislados, formamos parte de un  cuerpo mayor que es la Humanidad, lo cual significa que todo karma que generemos individualmente repercutirá en la totalidad.

Cuando hablamos del karma no podemos ignorar que la evolución se desarrolla en el tiempo. pues todo efecto es producto de una causa que se generó tiempo atrás, lejano o cercano. Es por esta razón que la humanidad vivimos teniendo que afrontar constantemente nuestro pasado, que no es más que las consecuencias de nuestros actos.  

Aunque sabemos que lo único real es el Presente y que el Tiempo en las dimensiones superiores no existe tal como lo entendemos físicamente, sin embargo nuestra mente concreta precisa fraccionarlo para poder entender el significado de lo que experimentamos en otros niveles de  consciencia.
Los tres Centros Mayores que utiliza el Logos en Su etapa evolutiva, se manifiestan en tres estados de consciencia vistos e interpretados desde la mente humana. Estos tres estados son;

Shamballa vive fuera del Tiempo en 
!el Eterno Ahora!(el Presente).

La Jerarquía tiene puesta Su atención en el (Futuro) y la Construcción del Plan. 
Por esta razón cuando un discípulo penetra en la Jerarquía el karma individual disminuye, porqué su consciencia ya no está condicionada por el pasado.
La humanidad común vive casi totalmente condicionada por los recuerdos del
(Pasado) generando Karma al dar vueltas constantemente sobre si mismo. Es por esta razón que al principio la evolución humana es tan lenta.

Para un Maestro de Sabiduría la humanidad pertenece a Su pasado, mientras que para nosotros Él es nuestro Futuro.

Marta Parramon

jueves, 18 de agosto de 2016

El Yoga del Corazón!




Hoy enfocaremos el tema de Agni Yoga desde el ángulo del discípulo y del aspirante espiritual que están  tratando de incorporarlo en sus vidas.  

Las crisis mundiales que vivimos actualmente no son producidas únicamente por los errores humanos cometidos en el pasado, pues detrás de los tremendos acontecimientos que se están produciendo existe un propósito  divino que va  mucho más allá de las pequeñas voluntades de los hombres.
  Se trata de ! la Voluntad de Dios en Acción! 
Lo que vemos externamente únicamente son los efectos de una causa suprema que surge del mismo centro Logoico cuya encarnación físico- etérea  está representada por Sanat Kumara, el Señor del Mundo).  Una causa que los discípulos mundiales y los aspirantes empiezan a intuir  por medio de la meditación y el servicio activo, acelerando de esta forma la evolución planetaria al convertirse en canales puros de las energías del Primer Rayo.

Para que el discípulo pueda extraer esta fuerza dinámica de niveles tan elevados, debe responder y orientarse hacia el Centro superior, Shamballa. Es por esta razón que el Maestro Moria Choán del Primer Rayo dio a conocer a los discípulos de los ashramas de la Jerarquía el Agni Yoga, a fin de que con esta fuerza adquirida rompieran con la inercia y el conformismo humano y dieran a conocer la existencia del Reino de Dios, introduciendo el Rayo que ha de romper con los apegos de una era que progresivamente deberá ser relegada al pasado. 

Quizás nos puede extrañar que a Agni Yoga se lo denomine el Yoga del Corazón y que a la vez nos transmita la Fuerza liberadora del Primer rayo. Pero es que no puede existir Liberación sin Amor. ¿Nos hemos preguntado que significa la Liberación desde el ángulo esotérico? ¿De qué debemos liberarnos?. La respuesta es muy sencilla y al mismo tiempo muy difícil de llevar a cabo.
Se trata de aplicar en nuestras vidas la Ley del Espíritu que consiste en el Sacrificio y la Renuncia de nuestro yo personal y aún más, de nuestra consciencia Egoica en bien de la humanidad. 
En definitiva, la renuncia nos conduce a la liberación de las cadenas que nos atan al reino humano y al aferramiento de la materia, pues todos los yogas que se han dado a la humanidad desde la primera raza nos han señalado el camino hacia la liberación final.
Agni Yoga nos conduce a Shamballa y a la consciencia monádica, es la Yoga que sintetiza a todos yogas precedentes.
  
El centro cardíaco conecta a los discípulos con el plano búdico y aunque existen muchos de ellos que no pertenecen al primer rayo como almas, sí existen muchas personalidades que responden a esta influencia de rayo. En los ashramas de la Jerarquía se los está instruyendo y preparando sus vehículos, para que puedan resistir esta potente afluencia ígnea y convertirse en verdaderos transmisores.  
Todo discípulo aceptado y consagrado al servicio tiene el centro cardíaco despierto y la intuición es su guía, pues se conecta directamente con el plano Búdico (el centro cardíaco monádico). Por lo cual sea o no consciente de ello, está conectado con Shamballa, el Centro de donde surge el Primer Rayo, la Voluntad al bien y Agni Yoga.  
Agni Yoga es el Faro de Luz que nos señala el camino hacia el Arquetipo de la nueva raza, un arquetipo de perfección que la humanidad avanzada del futuro practicará de forma natural, tal como actualmente practicamos el Raja Yoga.  
A cada raza se le ha dado un yoga adecuado al desarrollo de su estado evolutivo. 
Si fuéramos verdaderamente conscientes de que la práctica del Hatha Yoga que fue dado a la raza Lemur como modelo físico de perfección y Batki Yoga cuya cualidad máxima consistió en desarrollar el cuerpo astral de la raza Atlante, para nombrar únicamente los yogas esenciales que debe desarrollar cada raza y que tendrían que haber sido trascendidos por los aspirantes y discípulos, hoy en día no los practicaríamos pues al hacerlo estamos retrocediendo al pasado.

El Raja Yoga pertenece a la raza Aria conduciendo al desarrollo de la mente y a la construcción del Antakarana. Este Puente de Luz o de "Arco Iris" tal como se lo denomina en los tratados ocultos, permite al ser humano conectar la mente concreta con la abstracta. Este yoga lo practican los aspirantes y discípulos en probación que están en proceso de entrar en contacto consciente con su Alma. 

Cuando nace una nueva era surge una nueva civilización, apareciendo paulatinamente las almas que en un futuro más o menos lejano formarán una nueva raza que tendrá como objetivo superior un nuevo Yoga. 

Agni Yoga es el Yoga del futuro para la gran mayoría de la humanidad, es el signo de la liberación, por ello podemos imaginar la gran importancia que tiene el hecho de que se nos haya dado a conocer y al que también se lo denomina el Yoga de Síntesis. Vemos pues que nos conduce a la comprensión de la importancia que tiene la fusión y la unidad universal y el hecho de que se haya dado en esta etapa evolutiva significa que el Logos planetario y con Él todos los seres que vivimos y evolucionamos dentro de Su cuerpo (el planeta), estamos dando un paso  importante hacia un estado de consciencia superior. Cada cual dará su próximo paso según cual sea el nivel evolutivo alcanzado, pero la evolución avanza y nosotros podemos acelerarla o retardarla, pero no detenerla.     
  


Marta Parramon

domingo, 7 de agosto de 2016

Aprender a Vivir para Construir un Nuevo Mundo!


 
    
Éste es el reto que actualmente nos planteamos frente al desorden y caos mundial sin precedentes que estamos viviendo.
Nos ha tocado vivir en una época en que la evolución humana ha llegado a los extremos de la corrupción y el materialismo. Las crisis que se están produciendo en todos los sectores del vivir son producto de una tendencia generalizada hacia los valores materiales en detrimento de los auténticos valores humanos, donde los sentimientos y la compasión son ahogados y substituidos por la frialdad y la insensibilidad de la mente concreta y los corazones adormecidos.

La crisis económica mundial e individual se debe a la mala utilización de las energías. Esotéricamente el oro es energía cristalizada y nosotros sabemos que la riqueza material de un país se mide por la cantidad de oro almacenado en sus arcas. Sabiendo que todo cuanto existe es energía veamos su analogía con el ser humano y a la vez con la evolución de la humanidad en conjunto...
En el cuerpo humano cuando la energía es retenida o mal canalizada produce congestión y alteraciones orgánicas diversas cuando intentan seguir su curso y hallan resistencia, hasta que por fin su tendencia natural al movimiento constante destruye los obstáculos produciendo enfermedades, a no ser, que se produzca un cambio radical en la consciencia del ser humano en cuestión, de una nación o del mundo entero.

Sabemos que el sistema solar en conjunto estamos entrando bajo la influencia de la constelación de Acuario cuyas energías han de inclinar cada vez de forma más evidente al cultivo de nuevos y más elevados valores. Esto no significa que toda la humanidad responda positivamente, porque muchos seres humanos no están preparados internamente para desprenderse de sus apegos, pues les da un miedo terrible perder las seguridades que tanto esfuerzo les han costado alcanzar y tener que afrontar lo desconocido.
Sin embargo en un número bastante elevado de seres humanos que son la avanzada de la Jerarquía, lo cual significa que su consciencia es grupal y mundial, están encarnando desde hace décadas a fin de dar el impulso necesario a los aspirantes todavía indecisos y para despertar las consciencias adormecidas de la humanidad de buena voluntad que están preparadas para dar el paso hacia el Sendero de Retorno. Estas almas son faros de luz esparcida por el mundo. No imponen creencias ni prácticas de ningún tipo, tan solo iluminan el camino interior de quienes son receptivos, donde cada cual hallará la liberación por sí mismo y cuando estén preparados contribuirán a hacer desaparecer la oscuridad del mundo, entonces sabrán que disponen de un poder que desconocían y que consiste en convertirse en *mensajeros de la Luz y servidores del Plan*
Es tan grande el cambio de una era a otra y comporta tal desconcierto, que por fuerza la humanidad se siente desorientada sin saber que es lo que realmente está ocurriendo, y aunque aparentemente el problema es externo, en realidad no es así, .. La crisis mundial es debida a una lucha de consciencias.
El mundo que conocemos y nos ha formado tal como somos se está hundiendo dejándonos aparentemente desamparados y llenos de gran incertidumbre, .. La mejor salida es la adaptación a los nuevos tiempos, empezando por dejar de pensar constantemente en nosotros mismos y hacernos responsables de las necesidades del mundo, interna y externamente. Tenemos que renacer de nuevo de nuestras propias cenizas, tal como el Ave Fénix y remontar el vuelo hacia las alturas de nuestro ser.

Estamos iniciando una nueva forma de vivir donde las seguridades no existirán, porque las energías de Acuario son tan dinámicas que están cambiando a cada paso el concepto que tenemos del tiempo y lo aceptemos o no, nos obligarán a dar respuesta inmediata a cada instante y circunstancia que se presenten en nuestras vidas.
Si no queremos quedar rezagados y sufrir las consecuencias deberíamos prepararnos... ya!, para entrar en la nueva era donde la individualidad y el egoísmo han de transformarse en altruismo y el deseo desmesurado, en la aspiración superior, cultivando unos valores verdaderamente humanos y una consciencia de fraternidad mundial con todos los seres vivientes que habitamos la Tierra.

No podemos quedarnos anclados en el pasado porque la evolución es movimiento y transformación constantes y detenerse significa petrificarse, lo cual nos conduce a la autodestrucción.
El grupo precursor de seres humanos más preparados cuya consciencia vibra con las energías de Acuario está produciendo el desarrollo acelerado de la mente científica y aunque estemas hablando de una ciencia concreta, en realidad el descubrimiento de lo oculto cuando llega por vía mental, siempre proviene del despertar de la intuición. En el mundo hay encarnadas almas de 5º Rayo dedicadas a la investigación científica que conocen la existencia de vida en otras dimensiones del espacio, aunque lo mantengan en "secreto". No tardará mucho tiempo en empezar a demostrarse en hechos concretos lo que desde milenios enseña la Sabiduría Eterna, aunque es lógico suponer que no lo harán en términos místicos, sino científicos. Estos descubrimientos harán que la humanidad en general, entienda la espiritualidad de una forma mental y la ciencia a la vez aceptará la existencia de otras dimensiones y de la continuidad de la vida después de la muerte.

En el mundo es urgente que surja una nueva orientación y un cambio radical en los valores y la forma de entender la vida.
La influencia de las energías de Acuario sobre las consciencias empieza a verse externamente en la respuesta que dan a la necesidad del mundo numerosos grupos de personas altruistas en muchos sectores de la sociedad.
Quien se ha introducido en los estudios esotéricos sabe lo que representa para la humanidad el desarrollo del centro cardíaco.
Cuando hemos dicho anteriormente que el oro es energía cristalizada y sabiendo que es el metal precioso que se atribuye al signo de Leo, regido además por el Sol y la energía del 2º Rayo de Amor, podemos decir con certeza que el oro es Amor cristalizado.
Entendido esotéricamente es por esta razón que el (deseo) que predomina en el mundo actualmente se basa en el amor al dinero. Hemos llegado a la crisis económica mundial por la falta de verdadero amor y compasión hacia los demás. Estamos reteniendo una energía que debería circular libre y equitativamente por todo el cuerpo planetario, de la misma forma como lo hace la corriente sanguínea en un cuerpo humano y que cuando se produce una obstrucción, provoca serios problemas de salud, incluso la muerte de un cuerpo o de una civilización.
Si nos resistimos de forma continuada a seguir el curso de las energías entrantes que provocan grandes transformaciones en las consciencias y como consecuencia en la vida externa, el karma que generaremos en nosotros mismos y en el mundo se precipitará, y es evidente que ya se está precipitando con toda su fuerza obligándonos a rectificar, hasta que comprendamos que la Vida y la Energía son inseparables, que están en constante movimiento y sin embargo nosotros pretendemos detenerlas e ir contra corriente.
Si detenemos las Energías estamos deteniendo la Vida.

Llegados a cierto estado de consciencia se impone el desapego, esto no significa desentendernos de lo que tenemos ni abandonarlo, sino de dejar atrás este sentimiento posesivo que ahoga a los demás y nos esclaviza a nosotros mismos. Si nos negamos a deshacernos del pasado se producirá un vacío que nada de lo personal podrá llenar ni hacernos sentir felices. Cuando surge esta insatisfacción personal es porque algo especial está ocurriendo en nuestro ser interior, algo que intenta hacernos ver que nuestra orientación en la vida y los valores que estamos cultivando deben cambiar.
Deberíamos escuchar la voz de la consciencia y dejarnos guiar por ella. Cuando nos negamos a cambiar ya sea por una o mil razones, la crisis de consciencia se eterniza y se acentúa a medida que pasa el tiempo sufriendo las consecuencias de una u otra forma.
Estamos examinando la situación humana, pero no se trata únicamente de seres humanos aislados porque la crisis de valores actual es mundial.
Frente a las influencias negativas que nos envuelven ¿seremos capaces de no dejarnos arrastrar y permanecer siendo nosotros mismos?
¿Seremos lo suficientemente valientes como para ir contra corriente de todo cuanto nuestra sociedad considera "normal" y sin embargo para nosotros ha dejado de tener valor, sabiendo además que no seremos aceptados por la gran mayoría de personas, ni tan siquiera comprendidos por los seres queridos?
¿Nos hemos dado cuenta de que durante largas épocas la humanidad hemos ido a ciegas y que todavía en el mundo existen muchos seres humanos que necesitan ser despertados de su letargo?
Mientras no comprendamos el sentido íntimo de lo que significa la Vida no sabremos quiénes somos, ni en el mundo dejará de haber guerras, desigualdad, hambre y tristeza, porque en vez de construir estaremos destruyendo e interfiriendo en el avance de la evolución planetaria.
Procuremos estar atentos a los acontecimientos que se están precipitando en el sector político, económico y social, porque lo externo es el síntoma de algo que se ha o se está produciendo en el interior de las consciencias de la humanidad.

Marta Parramon

lunes, 25 de julio de 2016

Al recordar eternizamos el Karma!


                                                    

( publicado en el blog de la Sociead Teosófica Rama Armonía el 29/12/2014)



Recordar  hechos y circunstancias de un pasado lejano o reciente nos lleva a prolongar el karma  de  forma interminable. I no se trata únicamente de atraer un recuerdo sino que al hablar de ello, hacemos retornar el pasado al presente.

Todo cuanto existe se origina en la mente ya sea logoica o humana. Al expresar una idea  en palabras la precipitamos a la encarnación y a su exteriorización concreta,  física y externamente.


Sabemos que la energía sigue al pensamiento y que todas nuestras acciones pasadas están escritas en el espacio como formas mentales, algunas de ellas con un enorme poder, por el hecho de que las estamos vitalizando constantemente al recordarlas.


Observemos al mundo, al país donde hemos nacido, al pueblo o a la familia con quienes nos ha tocado compartir el karma en esta encarnación.

¿Nos hemos dado cuenta que somos el fruto del pasado,?  qué todo cuanto la humanidad hemos llegado a ser es el producto de nuestras acciones?

¿Porqué existen tantas fricciones entre pueblos y naciones o entre los seres humanos individualmente ? acaso no es porqué estamos trayendo a la memoria de forma constante lo que ocurrió en el pasado?.

Seamos o no conscientes de ello nos negamos a abandonar los resentimientos y odios que nos unieron a otros seres desde tiempos inmemoriales. Esta actitud en vez de ser trascendida y olvidada atrae cada vez con más fuerza a estas formas a quienes nosotros mismos les hemos dado vida. Son entidades psíquicas negativas que se precipitan con un enorme poder sobre el planeta y hacen que se repitan una y otra vez las mismas circunstancias vividas en un lejano pasado. Esta actitud nos ata a la Tierra durante millones de años. 

Si aprendiéramos a vivir olvidando el pasado, habiendo asimilado sus lecciones y empezáramos a hacernos responsables de la parte que nos corresponde como seres humanos de buena voluntad, las relaciones correctas en este mundo serían inevitables.  
¿Porqué la evolución de la gran mayoría de seres humanos es tan sumamente lenta?

Podríamos dar respuesta a muchos de estos interrogantes y siempre llegaríamos a la misma conclusión: La humanidad somos el fruto del karma, que es lo mismo que decir que somos el fruto de nuestras acciones (buenas y malas) y está en nuestras manos contribuir a cambiar el mundo, creando a cada instante nuevos y más humanos valores que incluyan a la mayoría, y no únicamente a una pequeña parte o sector de la humanidad. La humanidad común vive del pasado, esto significa que el karma condiciona de forma constante sus vidas. Las reacciones del presente son debidas a los recuerdos de las vivencias pasadas o a las esperanzas puestas en el futuro, condicionados siempre por lo que se ha vivido anteriormente ya sea para evitarlo o para poder revivirlo, y esta es la razón de que el karma nos impulse a encarnar constantemente, pues la memoria es un potente imán que nos atrae a la tierra y a nuestras vivencias insatisfechas.

La pregunta definitiva y más importante podría ser esta: ¿Podemos trascender el karma?.
Formamos parte del mundo compartiendo el karma mundial que hemos generado entre todos. Pero si queremos cambiar al mundo antes tendremos que cambiar cada uno de nosotros individualmente, realizando interna y externamente un cambio de actitud que nos permita vivir sin apegos y que nos introduzca en el Sendero de evolución superior, pues los recuerdos no son más que apegos al pasado. Si esta es nuestra intención nuestros pensamientos deberían ser creativos, nuevos y frescos, y al recordar el pasado deberíamos centrarnos en las experiencias positivas que nos han hecho crecer como verdaderos seres Humanos.

Centrarnos en todo cuanto a contribuido a unirnos y no a separarnos de los demás, sabiendo que la mente tiene un gran poder de atracción para los Devas constructores, y que cuando pensamos estamos poniendo las bases de lo que ellos pueden llegar a materializar  físicamente en el futuro.

Empecemos por construir en vez de destruir, seamos los artífices de una nueva cultura y civilización dedicada a levantar la estructura que habrá de acoger a una nueva raza de seres humanos, cuya consciencia futura estará libre del karma porqué habrá aprendido a vivir en el ! Eterno Ahora !, libre de recuerdos y libre de esperanzas, pues sabrá que lo único verdadero y real es el Presente. 

La mente centrada en uno mismo en lo externo de la vida, es lo que crea el karma y esto indica atracción hacia la materia. Mientras exista esta atracción seguiremos generando karma y lo único que nos puede librar de él es el desapego, ya no únicamente de los bienes materiales o de los afectos personales sino de nosotros mismos.

Dejar de ser lo que somos, todo cuanto hemos llegado a ser por medio de las experiencias kármicas vividas en cada encarnación y que nos han permitido crecer y desarrollar la consciencia, significa dejar de pertenecer al reino humano como individuos aislados, pues éste es el reino de la Naturaleza que habiendo llegado al discipulado está entre cielo y tierra. Es el intermediario entre lo humano y lo divino y es en este estado de consciencia cuando el karma personal   mengua considerablemente porqué la mirada del discípulo ya no se dirige al pasado sino que pone toda su atención en el presente inmediato. Siente y sufre el dolor mundial pero su objetivo es el servicio y la liberación del karma de la humanidad.


 Marta Parramon