(Los audios en lengua Catalana son traducidos progresivamente al idioma Español)

martes, 13 de febrero de 2018

Redención !




Traducción del Catalán al Español publicado en audio en este bloc el 17/11/2015

Reunión grupal en la Asociación de Amigos de la India de Barcelona, Catalunya (España) 1996


Todos cuantos hemos entrado en los estudios esotéricos sabemos de la existencia de dos leyes de primordial importancia para que la redención de la materia pueda cumplirse. Estas dos leyes son, la Ley de Renacimiento y la Ley de Causa y Efecto a las cuales les tenemos que añadir la Redención.
No existiría Redención si el Alma no pudiera encarnar y adquirir consciencia en los distintos planos. Para ello le es necesario sumergirse en la materia y someterse a la Ley del karma. Sin embargo únicamente empezará a redimirla a partir del momento en que haya aprendido a diferenciar entre lo que es espiritual  de lo material y entonces estará capacitado para  introducir conscientemente Luz en sus cuerpos de expresión.

Desde la individualización y medida que se suceden las encarnaciones el ser humano acumula mucho karma, pues tiene que experimentar en todo cuanto representa la materia de los tres mundos. La primera etapa evolutiva es muy lenta, se dice en los tratados ocultos que son miles de encarnaciones, porqué el ser ser humano tropieza infinidad de veces con la misma piedra, hasta que por la experiencia vivida, el sufrimiento que conlleva transgredir las leyes de la Naturaleza y porqué va  desarrollando el sentimiento y los rudimentos de la mente, aprende de sus propios errores e incorpora en la consciencia nuevos valores, más de acorde al estado actual alcanzado.

Ahora ya ha aprendido la diferencia que existe entre el bien y el mal y esta actitud indica, consciencia.
A medida que corrige sus defectos y actitudes equivocadas va trascendiendo el karma generado en el pasado, en esta etapa comienza a redimir la materia de sus cuerpos aunque todavía sigue generando nuevo  karma,  pues tendrá que vivir muchas experiencias y encarnaciones hasta darse cuenta que toda acción produce una reacción y que depende únicamente de su actitud encontrar la paz y el equilibrio que necesita para si mismo y para convivir armónicamente con su entorno.

El proceso evolutivo se acelera a medida que avanza en el sendero. Expande su consciencia, demuestra el discernimiento mental en la respuesta que da a la vida y la capacidad de abrir el corazón a los seres queridos.
La voz de la consciencia se hace sentir en su interior cada vez que piensa, desea o actúa. En el momento en que aflora la responsabilidad, es el síntoma de que el Alma por primera vez ha hecho acto de presencia  en su vida.
La redención de la materia se está produciendo y también la orientación de su vida,"por sus frutos los conoceréis". Entonces empieza a vislumbrarse a través del aura, la luz que desprende la materia redimida de sus cuerpos. Ha dado un paso importante en el Sendero de Retorno que lo conducirá a la Iniciación, pero no sin antes haber abandonado gran parte del yo trascendido, hasta que finalmente la renuncia es total y las vidas elementales que constituyen la materia de sus cuerpos hayan sido redimidas, iluminadas y liberadas. 

La Renuncia nos permite traspasar una puerta que tendría que permanecer cerrada para siempre.Una vez traspasada nos llega la Revelación que indica la penetración de Luz a un nivel superior de consciencia.
En cada Iniciación se activa y eleva la vibración de infinidad de átomos del cuerpo que ha sido motivo de atención al penetrar la Luz que proviene del plano búdico. Entonces, las células, moléculas i átomos de materia densa son literalmente, redimidos.
Cabe recordar que cuando hablamos de la materia nos estamos refiriendo a la vida de entidades elementales que también están en proceso de evolucionar y nosotros los seres humanos, (Almas en encarnación) tenemos el deber de redimirlos, esta es nuestra misión al encarnar y tomar un cuerpo físico humano.

Hasta aquí nos hemos referido a la redención de la materia de nuestros cuerpos, sin embargo cuando entramos en el Camino del discipulado consciente después de la segunda iniciación empieza el proceso de Redención de la humanidad. 
¿Qué finalidad persigue el Servidor mundial si no es la introducción de la Luz en las consciencias para que por si mismas se conviertan en Redentoras?


Marta Parramon


2 comentarios:

  1. Gracias por tu explicación, Marta.

    Después de leer tus palabras, se ve con más claridad cómo la evolución está regida realmente por el Servicio/Renuncia. Por un lado el acto de "sublimar" la materia, de "iluminarla" para convertirla un receptáculo adecuado; por el otro (en el momento en que Alma ya ha tomado las riendas), el Servicio aparece como el "despertar de las Conciencias".

    Así pues, sea de una manera u de otra, se hace necesaria la intervención de quien está más evolucionado para ayudar a quien intenta abrirse camino a encontrar (por sí mismo), la Luz.
    Pero en este andar que debe realizar conscientemente y con responsabilidad cada uno, la renuncia de todo aquello que nos ata a la materia, es necesaria.

    Un abrazo,

    Neus
  2. La Liberación consiste en la renuncia de los apegos adquiridos en cada uno de los estados de consciencia.
    En cada reino de la Naturaleza se produce también este proceso, incluido el reino dévico, porqué la renuncia forma parte de la Ley universal de Sacrificio surgida desde el Centro místico de Shamballa.

    No podemos escoger un camino sin dejar otro. No se pueden seguir dos caminos opuestos a la vez, aunque como ya hemos repetido varias veces "el discípulo vive en el mundo sin ser del mundo" I aunque vivamos una vida externa de relaciones, internamente servimos a un único Señor!

    El Alma no entiende de individualismos, porqué Su consciencia es de Amor grupal y Servicio.
    Sabiendo que somos Almas encarnadas en cuerpos humanos, podemos hacernos una idea del porqué cuando el Maestro aconseja al grupo la integración grupal, se refiere a que actuemos como Almas que somos en esencia. Esta es nuestra verdadera consciencia aunque durante la mayor parte de la evolución nos identifiquemos con la personalidad.
    Tenemos una idea bastante limitada de lo que significa ser conscientes, pues en general, tan sólo lo aplicamos al ser humano por ser un ser racional. Sin embargo la consciencia es inherente en toda la creación y en todos los reinos. Naturalmente que es una forma de consciencia distinta a la del ser humano, pero ¿qué sabemos del Propósito del Creador que expresa una parte de Sí mismo en cada una de Sus Obras?
    ¿Podemos acaso penetrar en la consciencia de un mineral y saber que es lo que le impulsa a convertirse en una piedra preciosa o en un mineral radiactivo? ¿Acaso aún habiendo evolucionado al máximo no sigue formando parte del grupo de su propio reino señalando al resto un nivel de perfección?. Lo superior es una fuente de atracción que al irradiar está señalando constantemente el camino hacia la mayor belleza y perfección dentro de cualquiera de los reinos.
    El servicio se presenta de muy diversas formas, porqué en la perfección de los grupos que forman un reino existe una radiación magnética que está atrayendo a las otras unidades de vida hacia sí

    Entonces podríamos pensar que a medida que avanzamos en evolución superior deberíamos renunciar a todo cuanto nos ha servido para llegar a ser lo que somos en actualidad, pero no se trata de abandonarlo todo sino de no estar condicionados por lo que ya hemos trascendido.
    Lo que no podemos es apegarnos a ninguna meta, porqué éstas tan solo son objetivos a alcanzar pero no una finalidad en sí.
    En todo grupo esotérico siempre existe quien senyala donde está la Luz y al igual que ocurre cuando el alba nos indica el renacer del Sol, es la hora de despertarse e iniciar la actividad del Servicio y mostrar el poder que , como Alma, tenemos de Redimir.

    Gracias Neus 

El Ángel solar en la vida del ser humano !




Conferencia a cargo de Marta Parramon en la Sociedad Teosófica Rama Armonía de Barcelona, Catalunya (España) 1996

VBA. La Geometria del Espacio !




Conferencia a cargo de Vicente Beltran Anglada en la Asociación de Amigos de la India de Barcelona, Catalunya (España) 1984

La Ley de Causa y Efecto !




Traducción del Catalán al Español publicado en audio en este bloc el 23/12/15

Reunión grupal en la Asociación de Amigos de la India de Barcelona, Catalunya ( España) 1999


Cuando se trata sobre este tema, generalmente se hace mención al karma individual, social o mundial, pero lo que nos interesa ahora no son los hechos concretos sino ir más allá para descubrir lo que significa el karma en sí.

Todos los acontecimientos que se puedan producir a niveles externos son efectos de unas causas internas. Es lo que denominamos el karma y que de una u otra forma cuando una alma decide volver a encarnar se tiene que enfrentar con las consecuencias de lo que ha producido en anteriores encarnaciones. En realidad el karma de la humanidad "bueno o malo" no es más que el reflejo de los valores que hemos cultivado hasta el momento.
De esta forma si somos conscientes de esta Ley sabremos muy bien que lo que estemos cultivando a cada instante es la cosecha que recogeremos en el futuro.
Todo cuanto existe en el mundo a parte de la propia Naturaleza es una obra humana, somos la consecuencia de infinidad de generaciones que nos han conducido de unas causas a efectos constantes y lo que vemos producirse en el mundo en la actualidad no es más que el fruto de nuestra propia consciencia. 
No olvidemos que todos los seres humanos estamos implicados en el karma mundial y somos responsables del bien y del mal que vemos emerger, aunque no recordemos nuestro lejano pasado. Hemos renacido infinidad de encarnaciones; hemos cometido acciones buenas pero también otras de reprobables, sin embargo el Karma tarde o temprano nos llega en forma de Justicia, (no de castigo ni de premio). Una justicia que no es humana sino que es divina y que sin ella no alcanzaríamos la  perfección. 

Estamos en los principios de una nueva era al igual que si fuera una nueva encarnación humana y los principios siempre nos imponen la recapitulación del pasado. 
Se trata de recuperar la memoria de lo que fuimos y creamos en la era anterior, a fin de ser plenamente conscientes de quienes somos, como personas y como almas  e iniciar el proceso transmutador que demanda la nueva era. 
La consciencia siempre es producto del pasado y todo lo que proviene del pasado es kármico. O sea que la memoria que hemos acumulado en el tiempo nos ha formado y nos ha convertido en lo que somos, en"los Hijos del Karma".
Las consecuencias de nuestros actos a veces son inmediatas, no siempre tenemos que esperar a la próxima encarnación para tener que afrontarlo. Además, la era de Acuario está introduciendo un nuevo concepto del tiempo, acelerándolo de tal forma, que nos obligará a vivir el presente inmediato. Esta es una de las razones del porqué se nos ha dado ha conocer Agni Yoga. Llegará una etapa muy avanzada dentro de esta nueva era, en que nos habremos liberado de una gran parte del karma, porqué la memoria acumulada en el tiempo se diluirá, para dar paso a un nuevo estado del ser, entonces "causa i efecto" serán instantáneos.

Nos hemos preguntado el porqué tenemos que encarnar infinidad de veces en un planeta tan denso y tan atractivo kármicamente?.
Todo lo que impulsa a las almas a encarnar es debido a la atracción que sentimos hacia la materia. Nos ofrece la oportunidad de desarrollar los valores materiales que satisfacen a nuestros sentidos, por muy elevadas que sean nuestras aspiraciones. 
Existen dos fuerzas, una repele y la otra atrae. Son la fuerza centrípeta que nos atrae hacia el centro de nosotros mismos, es la gravedad que ejerce la materia. La otra es la fuerza centrífuga, que se expande hacia el exterior liberándose de la presión y del karma. 
En estas dos fuerzas tenemos el ejemplo de los pares de opuestos cuando se enfrentan, creando profundas crisis entre el ir y venir, entre la atracción y la repulsión, hasta llegar al estado superior de consciencia en que rompemos definitivamente los límites que nos confinaban en la materia y nos liberamos. En este proceso cambian los valores y la atracción se invierte, la Ley del karma pierde su poder y la atracción hacia lo superior nos eleva la consciencia.

Todo ser humano se dirige hacia su modelo de perfección, (el Ángel solar) pero al encarnar por primera vez el alma se identifica de tal forma con la materia que cree que ella y sus cuerpos son lo mismo.
Sin embargo a medida que el ser humano polariza su consciencia a niveles superiores se va desligando del karma. Cuanto más nos acercamos al Ángel, menos karma generamos, porqué la atracción egoísta que en principio sentíamos hacia la materia, ha sido substituida por la atracción expansiva del Espíritu.

Nuestra evolución material se desarrolla en el Tiempo. Tiempo y Materia están estrechamente unidos y nosotros los seres humanos estamos condicionados por el Tiempo. El Pasado es = a la Memoria, que constantemente nos condiciona en el Presente. I también sabemos  por lo que hemos comentado anteriormente que en el Pasado se produjeron las causas que ahora en el Presente estamos afrontando. Así que, Tiempo, Karma y Memoria pertenecen a una misma Ley. Todo cuanto se refiere al karma está dentro de la consciencia, ya sea de un ser humano o de un Logos.

En los tratados de astrología esotérica se dice que Saturno es el mayor de los Señores del karma. Así que cuando vemos su influencia en una Carta astral generalmente la gente se asusta y esto ocurre porqué se desconoce el verdadero significado espiritual que representa. Visto desde el ángulo de la evolución, desde el macro hasta el microcosmos solar, Saturno nos da la oportunidad de rectificar errores del pasado a fin de poder seguir evolucionando en la construcción de unos nuevos valores. Es el gran Benefactor que detiene o limita la acción, nos pone a prueba y según la respuesta que damos, nos abre o no las puertas de la Iniciación. 
Nos quita aquello a lo cual estamos más apegados e interfiere en la vida de la personalidad, para que nos demos cuenta que debemos edificar unos nuevos fundamentos y una nueva estructura que habrán de sostener la futura civilización que ya está naciendo. 

El karma tal como lo hemos vivido desde que el hombre es hombre dejará de existir el día en que aprendamos a vivir sin condicionamiento alguno y no permitamos que el pasado retorne constantemente al presente. Se trata de dar respuesta a lo que venga de instante en instante y de forma totalmente espontánea, creativa y sin influencia alguna que condicione nuestra responsable libertad. 
Existen relaciones kármicas que nos unen temporal o indefinidamente, como la relación que une a muchos discípulos con su Maestro con el Cual vienen unidos desde lejanas épocas.  
De igual forma ocurre con las relaciones personales, ya sean armónicas o conflictivas con las cuales también existe un vínculo kármico que nos volverá a unir en otras encarnaciones, ya sea para seguir unidos como almas o para trascender el conflicto hasta transformarlo en armonía.

En definitiva podríamos decir que la evolución de la consciencia se produce debido al karma que estamos generando constantemente, porqué el karma es lo que impulsa la evolución y su liberación únicamente puede llevarse a cabo cuando el olvido de uno mismo es total, o sea, en el instante en que el cuerpo causal se destruye conjuntamente con la individualidad humana.

Marta Parramon


2 comentarios:

  1. Hola Marta,

    Si es verdad que a través del Karma (también podemos llamarlo experiencia o acción) el ser humano alcanza su liberación. Para liberar-se primero hay que estar atado.

    Astrológicamente la exaltación de la Luz o Sol está en el signo de Aries, y la exaltación de la Ley o Saturno está en Libra, allí donde uno se exalta el otro encuentra su caída. De forma sencilla podemos decir, que el Sol no quiere saber de equilibrios y normas (Libra), ni la Ley de poderosas y genuinas iniciativas (Aries). Pero los opuestos se complementan, y es así que gracias a la Ley (Saturno-Karma) que la Luz (Sol-Libertad) puede ser manifestada.

    Ahora bien, mitológicamente hablando, Saturno es el egoísmo de un padre vencido por la unión de tres de sus hijos. Jupiter, Neptuno y Plutón vencieron a Cronos, el Dios del Tiempo.

    Esotericamente Saturno es el 3R, la inteligencia activa, ley de la materia o sentido común.
    Júpiter es la expansión incluyente (2R)
    Neptuno la sensibilidad a lo superior, el ideal (6R)
    Plutón el poder de transformar o destruir lo cristalizado (1R)

    Psicológicamente podemos entender que para trascender el egoísmo, miedo, crueldad, enfermedad, frustración, o repetición cansina, (impuesta a la materia o personalidad por las leyes egoístas, antiguas o karmicas, y por tanto caducas, provenientes de otras vidas con sus personalidades “pecadoras”), se hace necesario (por dolor invocador) ser sensible a un ideal superior para así poder aceptar - comprender la dificultad como la oportunidad o piedra angular que permite el desapego con su poder destructor y posterior expansión.

    Desde la necesidad dolorosa el plexo solar acude al llamado del Alma dibujándose en el corazón la intuición que permitirá la transformación. Transformación que dignifica a Saturno, la Personalidad o las leyes de la Materia, porque no olvidemos que Materia y Espiritu son dos partes del mismo Uno o Amor unificador.

    Una abraçada!
  2. Pues sí David!
    No podemos trascender el karma sin antes haber pasado por el Fuego purificador. Un fuego producido por la fricción que se produce al ofrecer resistencia a la oportunidad que se nos da de romper con las cristalizaciones producidas por el inmobilismo de la consciencia.

    Tal como tu muy bien lo expones, el mayor dolor psicológico se produce cuando el plexo solar está congestionado de energías astrales y es así porqué hasta que el egoísmo de lo material no es transmutado en altruismo y esto significa que la vida del Alma se ha podido introducir en el Corazón, se entabla una tremenda batalla entre los pares de opuestos, entre el Ángel y el demonio (utilizando el nombre que les da la Iglesia Católica a lo que esotéricamente definimos como las tendencias espirituales y las materiales)

    Materia y Espíritu son dos extremos de una misma cuestión de base, tal como dices tu y nos dejó escrito H.P.Blavatsky de que,"Espíritu es Materia en su expresión más densa y Materia es Espíritu en su estado más sublime".
    Sin embargo cuando el Logos decide crear se sumerge en la densidad de la materia y mientras ésta no es sublimada, ascendida o redimida quien gobierna en su vida es la Entidad Materia dentro de la cual el Espíritu se ha sumergido para experimentar en todos los niveles de Su Ser. Mientras tanto Saturno seguirá haciendo cumplir la Ley de Retribución.
    Cada plano está regido por su propia Ley, pero allí donde exista Materia física densa, astral o mental concreta, el karma gravitará con toda su fuerza. Porqué aún habiendo elevado las energías al centro cardíaco y redimido la materia astral de sus cuerpo, al discípulo todavía le esperan dos pruebas iniciáticas más antes de lograr definitivamente la liberación del Karma como ser humano.

    Las pruebas previas a cada iniciación son impuestas por Saturno, el Señor del Karma.
    En la 1ª iniciación las pruebas las pone en el plano físico, en la 2ª en el físico y el astral, en la 3ª en el físico, el astral y el mental concreto, y en la 4ª iniciación es un examen general en que el futuro Arhad ha de demostrar que gobierna completamente los tres cuerpos y se ha liberado totalmente del karma.

    Vemos pues que el karma es nuestro inseparable compañero mientras evolucionamos en el reino humano, aunque al principio era para nosotros un adversario ahora se ha convertido en aliado.

    Gracias por tu interesante comentario David.

    Una abraçada.

En busca de la Perfección !




Traducción del Catalán al Español publicado en Audio en este bloc el 13/10/2016

Reunión grupal en la Asociación de Amigos de la India de Barcelona, Catalunya (España) 1998



Todo el proceso evolutivo y las infinitas experiencias vividas en cada encarnación nos señalan el Sendero de Perfección. 

Por poco que sepamos sobre la evolución de la humanidad, al observar, no en detalle, sino de forma global, veremos que desde el ser más primitivo hasta nuestros días siempre hemos tenido frente a nosotros una imagen de perfección hacia la cual nos hemos dirigido, ya sea con fines materiales o espirituales o ambos a la vez. La causa de este anhelo de llegar a ser lo que no somos y el inacabable caminar hacia la meta que nos hemos propuesto está arraigada en la subconsciencia, nos impulsa al desarrollo mental  y a convertirnos en lo que para nosotros es lo más perfecto o hermoso de la imagen creada. Esta tendencia natural en el ser humano es lo que mueve la evolución desde el principio de los tiempos.

Siempre deberíamos proponernos un objetivo superior a alcanzar, pero no como una meta final que, desde la actual perspectiva visualizamos como la máxima realización, sino que cada meta fuera una nueva etapa de este Camino cuya perfección no tiene límites.

En realidad esta imagen hacia la cual tenemos puesta la mirada desde nuestra inmadurez humana, no es más que el reflejo en los niveles más densos de nuestro Arquetipo superior, el Ángel solar. Al principio la imagen o modelo que nos forjamos es de orden material, no es que el Ángel sea así, pero como los seres humanos tenemos ante nuestros ojos  tantos velos que encubren la realidad, nuestra consciencia únicamente ve i desea llegar a ser lo que es capaz de percibir desde su oscuridad. 
Queremos llegar a ser perfectos, parecernos a quien admiramos e incluso ser mejores que ellos. Precisamente nuestra era se caracteriza por la competición. Se anhela ser más fuerte, más agraciado, más rico, más inteligente o tener más facultades u otro orden de cosas. Este estado de consciencia demuestra egoísmo y ambición. El individualismo es más fuerte que nunca, especialmente cuando la mente y el orgullo intelectual que genera, le hace sentirse superior a los demás.  
Pero llega a un punto en esta etapa evolutiva en que el ser humano está saciado, aburrido y cansado de perseguir metas que no le dan la paz ni la felicidad que anhela y al final, lo que tanto ha perseguido tan solo le ha causado desengaño e insatisfacción. Cuando ha llegado a la cima del materialismo y ha alcanzado o no, las metas que ha perseguido, entra en un estado de frustración y fracaso. Entonces siente dentro de sí una total aridez y un gran sentimiento de soledad, se hunde en un torbellino de dudas y empieza a preguntarse el porqué la orientación que ha seguido hasta el momento en la vida no lo ha hecho feliz. Siempre ha perseguido la felicidad personal pensando en si mismo y si la ha hallado tan sólo ha sido de forma temporal. No se ha dado cuenta que la mayor  felicidad está en hacer felices a los demás y no únicamente a si mismo y que la paz y el verdadero amor no se hallan en el recibir sino en el dar  sin esperar reconocimiento alguno. 

Llegado el momento oportuno y de profunda crisis, se pregunta que sentido tiene la vida? Entonces se le abre una nueva perspectiva, muy distinta y más amplia de lo que significa, ser humano. Algo ha cambiado en su interior que le permite darse cuenta de que él no és distinto a los demás ni es un ser a parte de la humanidad. Observa entonces y se da cuenta de la grandeza del cosmos. Antes únicamente se veía a sí mismo. A partir de entonces abre su consciencia hacia zonas inexploradas y al mismo tiempo descubre dentro de sí un nuevo arquetipo, una meta que no es estática ni material, es algo incorpóreo que está despertando en su corazón. 

De una u otra forma todos nos dirigimos hacia nuestro Ángel solar, el mayor y más anhelado objetivo de todo aspirante y discípulo. Sin embargo no podemos alcanzarlo sin pasar por las etapas previas que nos han preparado para tan grande acontecimiento. La dualidad entre el ser espiritual que mora en nosotros y la vida personal existe desde que el hombre entró en el Sendero y en más de una ocasión se enfrentarán en nuestro interior creando grandes crisis de consciencia. Cuanto más avanzada sea la etapa que atravesemos, más poder tendremos como almas, aunque la fricción seguirá hasta muy avanzada la evolución, cuando hayamos alcanzado el Arquetipo que hemos estado persiguiendo.
Llegados a la etapa en que entramos en el Sendero superior, se presentará ante nosotros un doble sendero y entonces tendremos que escoger entre uno u otro. Uno de ellos nos conduce a la oscuridad de la materia en la cual estuvimos sumergidos en el pasado y a la vida del ser humano común, el otro nos abre las puertas de la Iniciación y al estado de perfección que nos acerca al Ángel solar, nuestro Primer y Único Maestro, el que nos ha estado atrayendo hacia Sí con Su potente magnetismo irradiante y ha sido la causa inconsciente de nuestra constante búsqueda.  
En esta encrucijada, se trata de SER o NO SER. Depende de nosotros, de nadie más. Si se nos presenta la prueba es porqué estamos preparados para dar el paso definitivo hacia la Luz y demostrar que merecemos la confianza del Maestro.

Si nos sentimos atraídos hacia el servicio altruista y sentimos el amor hacia los demás, significa que estamos guiados por el Alma, se nos está dando una oportunidad pero esto comporta una gran responsabilidad, pues la energía que nos transmite la enseñanza dada por un Maestro contiene Su vibración que es Fuego purificador. 
No es suficiente con haber estudiado, toda comprensión adquirida debería ser compartida con el grupo y con la humanidad que esté buscando respuestas internas.
La Energía sea cual sea la forma en que se manifieste en nuestra consciencia no puede ser retenida.
El Maestro y nuestra propia Alma nos está pidiendo que amemos, que nos entreguemos al servicio y expandamos por el mundo la Sabiduría, la Luz y el Amor que contienen Sus enseñanzas.

El mundo lo necesita en estos momentos de grandes crisis a todos los niveles, no podemos desentendernos.

Leed si os apetece los 2 libros del Maestro Tibetano escritos por Alice Bailey... " El Discipulado en la Nueva Era". Os orientará en el Servicio.

Vicente Beltran nos decía; "No digáis que mañana o cuando haya solucionado mis problemas empezaré a servir, porqué el mañana no existe. I mañana tendréis los mismos problemas que tenéis hoy y seguiréis diciendo... mañana lo haré...y no lo haréis nunca"
Ésta no es la actitud que el Alma espera de nosotros.
Si queréis podéis empezar ahora mismo a servir y os daréis cuenta que estáis capacitados para hacerlo. 



Marta Parramon 

La evolución intensifica la Luz !




Traducción del Catalán al Español publicado en audio en el bloc de la Sociedad Teosófica Rama Armonía de Barcelona 01/01/2016

Reunión grupal en la Asociación de Amigos de la India de Barcelona,
 Catalunya (España) 1995




Después de unos días de meditación sobre la influencia que tiene la luz sobre la evolución, el aspecto interno de los seres humanos, el trabajo en la relación grupal y también individualmente, hoy vamos a tratar este tema tan sugerente como es el de la Luz.

Podemos enfocarlo desde distintos ángulos, por una parte intentando ver lo que es y representa la luz externa y fenoménica. Tenemos la luz del Sol que además de darnos la vida nos ilumina;  la luz  propia de nuestro planeta y por otra parte existe la luz de la consciencia que todo ser lleva en su interior y que al paso de muchísimas encarnaciones empieza a irradiar a través de la forma  manifestando el estado evolutivo alcanzado.

En el Sendero del discipulado existen seis etapas, a una de ellas se la denomina "El discípulo que está en la Luz" En realidad se trata del aspirante avanzado que ha entrado en el camino espiritual. Sabe de la existencia de un Yo superior y las ansias de conocimiento espiritual se le acentúan de forma creciente. Este es el primer paso hacia la Luz. 
A medida que el aspirante en probación profundiza más y más en el conocimiento, adquiere una mayor comprensión de lo oculto y espiritual, va abriendo camino en su consciencia y la Luz del Alma empieza a penetrar en su interior y lo va iluminando.
La Luz se manifiesta de muy diversas maneras pero no se trata tan solo de la radiación que emiten las células del cuerpo a medida que se avanza, sino que la Luz produce Revelación. 
La Luz nos permite ser conscientes de la existencia de aquello que antes no veíamos, interna y también externamente. Nos permite conocer y comprender todo aquello que normalmente permanece oculto, que no es visible. 
La Luz interna no se produce únicamente por el hecho de fusionarse el espíritu con la materia a la que le damos el nombre de (consciencia). 
Pondremos el ejemplo de una bombilla; Sabemos que existen en su interior dos filamentos un polo positivo y otro negativo, al conectarse entre sí producen la luz, pero no es tan solo por haberse fusionado esta dualidad que surge la luz, sino que es porqué la fusión se produce dentro de un vacío. Ocurre lo mismo que cuando pronunciamos una invocación. En respuesta a la vibración producida por el contacto se produce un "vacío creador" que envuelve a la dualidad que se ha fusionado para crear. Inmediatamente acuden los Devas constructores cuya naturaleza es fuego eléctrico y al instante resplandece la Luz.
Siempre que se produzca el equilibrio entre los opuestos en cualquiera de los reinos  de la Naturaleza, nacerá la Luz.
O sea que la luz es producto del fuego que se manifiesta en la creación como una unidad dividida en tres fuegos, tres Aspectos divinos de nuestro Creador que manifiestan tres estados de consciencia; Fohat, el fuego del Espíritu---Solar, el fuego del Alma--- y Kundalini, el fuego de la Materia , hallándose los tres en plena actividad.

Todo cuanto existe es Fuego - Energía o también podemos asignarle el nombre de Electricidad, el reino humano incluido.
Todo lo creado contiene un núcleo atómico más o menos desarrollado. Cuando el núcleo llega al máximo de compresión debido a la evolución de la entidad de la que forma parte, ocurre algo similar al nacimiento de una "Supernova", algo extraordinariamente maravilloso. Estalla con tal potencia que su radiación y la luz que emite traspasa sus límites, liberando karma y oscuridad del mundo.
La entidad confinada dentro del átomo ha sido liberada y su naturaleza radiactiva es Luz.

En el centro de un Ashrama de la Jerarquía resplandece la Luz del Maestro. En el sistema solar el Sol es el centro de Vida alrededor del cual giran los planetas (Sus discípulos). Una galaxia tiene igualmente un centro de Luz irradiante y atrayente que mantiene en cohesión a todo su sistema galáctico.Un átomo cuyo núcleo es radioactivo, mantiene a los electrones , neutrones y protones a su alrededor al igual que lo hace el Maestro con sus discípulos. Sabemos los efectos visuales que produce una explosión nuclear, es extraordinaria la intensidad de radiació en forma de luz que resplandece y solamente estamos hablando del átomo físico...
Por esto decía al principio que la luz es inherente en la materia, tan sólo hace falta liberarla, pues todo cuanto existe tiende hacia la intensificación de Luz, porqué la Luz es atrayente y tal como les dice el Maestro a Sus discípulos; 
"Cuando hayáis penetrado en el centro de luz, dentro de esta luz veréis la Luz" Ésta es la Luz mayor del Espíritu que nos atrae hacia el Centro de Si mismo.
Hay una estrofa de la Gran Invocación que dice, "Que afluya Luz a las mentes de los hombres" "Que la Luz descienda a la Tierra". Esta es la Luz del intelecto. Luego existe la Luz del Alma o del Amor y finalmente la Luz del Espíritu o de la Voluntad al Bien. Las tres Luces unificadas producen al Maestro de Sabiduría. 

Actualmente la radiación solar es mucho más potente que hace doscientos años, científicamente comprobado. No tenemos ni la menor idea del nivel de oscuridad en que se desarrolló en sus principios lo que llegaría  a ser el reino humano y todavía no había desarrollado el sentido de la vista. Parece ser que la oscuridad era tan densa fuera y dentro de su propia consciencia, que no le era necesaria.
Cada raza ha desarrollado un nuevo sentido. Nuestra raza actual estamos desarrollando el sentido común, la mente y el siguiente sentido para los discípulos será la intuición.  

Además de la radiación solar hay otra fuente de luz dentro de las consciencias de cada ser creado. No me refiero únicamente al reino humano sino a todos los reinos de la Naturaleza. Ved sino a las unidades de vida más evolucionadas dentro de cada reino. El mineral por ejemplo, es la muestra más evidente de la finalidad evolutiva de nuestro planeta porqué es el reino que emite una mayor cantidad de radiación atómica o, radiactividad.
En cuanto al reino humano, a medida que los aspirantes en probación y los discípulos mundiales reciban la iniciación, sus auras, en gran parte, libres de materia densa, contribuirán al aumento de la luz  planetaria porqué ésta habrá sido substituida por átomos búdicos radiactivos, contribuyendo a la apertura del Corazón del Sol cuya intensidad de Luz va a producir nuevas especies en todo el planeta, adaptadas a las potentes radiaciones solares que van a producir cambios espectaculares en la forma de vivir y en la recepción de la luz y su utilización. Actualmente tan sólo vemos la Luz físico - etérica de nuestro Logos solar, aunque Su luz astral empieza a penetrar los éteres del Sistema.

Siempre que se produce un aumento de luz externamente, no es únicamente porqué el Logos solar esté recibiendo una iniciación cósmica sino porqué (refiriéndonos al reino humano) internamente también ha aumentado la luz en sus consciencias y aunque no hayamos desarrollado la visión para ver las auras, sin embargo el ojo humano casi sin darse cuenta la irá abriendo y verá la luz del plano etérico de la misma forma como ve en el plano físico denso.  
Todo efecto tiene unas causas, primero el cambio se produce en las consciencias para luego manifestarse físicamente.

El día en que todos los seres que vivimos y evolucionamos en la Tierra hayamos redimido la materia, la Tierra se habrá convertido en un planeta sagrado e irradiará como tal, al igual que Venus, Mercurio o Júpiter aunque la intensidad radiactiva también tiene sus niveles vibratorios evolutivos, lo cual determina la intensidad de su luz.

Si no fuera porqué existe la Luz, no seríamos conscientes de que existe la oscuridad !



Marta Parramon 



2 comentarios:

  1. Nos presentas un enfoque realmente profundo e interesante, acerca de la luz.

    Debemos considerar la Luz, pues,como la manifestación de una Entidad. Y al mismo tiempo, podemos afirmar que esta Entidad es Fuego. Si así es, entonces estamos ante una Vida dévica, de mayor o menor evolución, cuyo fuego produce Luz.

    Busquemos la Luz dentro de la Luz.

    Una abrazo!

    Neus
  2. En los tratados ocultos, a los Devas del Fuego se les asigna el calificativo de "Agnis".

    Pero tal como hemos comentado anteriormente, todo cuanto existe está compuesto de Fuego. Son Entidades que manifiestan su poder en la creación por medio de los tres elementos perceptibles al ojo humano, formando tres grupos de Devas del Fuego; AGNISHVATTAS - AGNISSURIAS Y AGNISCHAITAS.
    Dentro de cuyos reinos dévicos existen distintos niveles de consciencia, desde los más elevados hasta los menos evolucionados que forman parte de los elementos básicos que los devas constructores utilizan en la construcción de las formas astrales de todos los reinos.

    Los Agnishvattas rigen el plano de la Mente, de cuyo reino surgió el grupo que descendió a la Tierra para individualizar al hombre-animal. Son los Ángeles solares que nos acompañan durante millones de años y miles de encarnaciones hasta que el Fuego de la mente resplandezca y nos ilumina la consciencia.

    Los Agnisurias son los Devas que forman parte del reino de las Aguas, rigen el plano Astral y avivan el fuego del deseo, nos elevan los sentimientos y la sensibilidad hasta los niveles superiores del plano astral.

    Los Agnichaitas son los Devas del plano Físico, también denominado Kundalini. Desde el fuego que da calor i vida al cuerpo humano cuya combustión se halla en la base de la columna vertebral, hasta el fuego que yace en el centro de la Tierra y en las erupciones volcánicas.

    Cada Elemento irradia su Luz y la Luz siempre es producto del Fuego. De ahí que cuando el aura de un ser humano avanzado se ilumina, intervienen los tres fuegos en la Luz que los átomos físicos, astrales y mentales irradian. Es entonces cuando los tres fuegos se unifican y la Luz del Alma resplandece en toda su plenitud.

    Si nos orientamos correctamente no será necesario buscar la LUZ dentro de la luz, porqué sin darnos cuenta nos habremos convertido en la propia LUZ, que iluminará el camino que compartimos con nuestros  hermanos compañeros de viaje.

    Un abrazo Neus

Consciencia grupal y Servicio !




Traducción del Catalán al Español publicado en audio en este bloc el 17/05/2014


Servicio grupal en la Sociedad Teosófica Rama Armonia de Barcelona, Catalunya (España) 1999


Para conocer el significado de lo que es el Servicio y la vida espiritual tendremos que centrar nuestra atención más allá de lo aparente, más allá de las formas externas.

Desde que se entra por primera vez como aspirantes en las aulas internas de entrenamiento espiritual, lo primero que se enseña es a Servir. La enseñanza no es dirigida a la personalidad  sino al alma del aspirante, de manera que a medida que aprende lo asimila e incorpora como estados de consciencia propios, que le darán una comprensión real de lo que significa el servicio. Al mismo tiempo y a consecuencia de esta comprensión adquirida, la personalidad se irá orientando externamente hacia la dirección que le señala el alma, para así hallar el campo de servicio y a la vez convertirse en su preciado instrumento del Maestro.

En todos los reinos de la Naturaleza y en particular el humano, existe una escala evolutiva formada por distintos grupos de almas, unas más jóvenes que otras, en el sentido que algunas de ellas encarnaron por primera vez como seres individualizados hace muchos millones  de años y otras que tan sólo hace unos milenios. Este estado determina niveles de consciencia que pueden ser muy distantes unos de otros, es por esta razón que en el mundo existen tantas dificultades y falta de comprensión mutua, porqué cada cual ve las cosas desde su propia perspectiva, convencido cada uno de ellos de que son los demás quienes están equivocados. Sin embargo el Camino hacia la perfección es el mismo para toda alma encarnada, lo único que varía es la cantidad de experiencias acumuladas en el tiempo durante infinidad de encarnaciones y las lecciones que aprendemos que nos permiten crecer y avanzar hacia el objetivo superior propuesto. Existen Almas"viejas"que se hallan en las puertas de la liberación, como son los grandes iniciados y en el otro extremo las almas "jóvenes" que al igual que los niños aún precisan de protección y orientación de quienes les aman y vigilan.


A partir del momento en que un Alma entra en el Sendero espiritual se considera que es lo bastante experimentada como para ser instruida en el Servicio. El propósito de los Maestros de Sabiduría consiste en atraer a los aspirantes hacia estados de consciencia superiores a fin de formarlos internamente como futuros Servidores de la Jerarquía, para que cuando hayan asimilado la vibración superior del grupo interno en sus almas derramen sobre las consciencias adormecidas de la humanidad infantil la Luz que las hará despertar.

Todo ser humano (o Alma) que ha entrado en el discipulado o sea, que se ha iniciado en el servicio, se halla en la etapa final de la evolución dentro del reino humano. 

Sabemos que existen aulas internas de la Jerarquía donde acuden cada noche al dormirse aspirantes avanzados y discípulos en probación para ser instruidos, a fin de prepararse  para un servicio de mayor responsabilidad.   
En estas aulas generalmente no es el Maestro quien los instruye sino que son discípulos más avanzados, iniciados o ángeles de categoría adecuada a la evolución que corresponde a la consciencia alcanzada de sus alumnos, pues también cabe recordar que otra de las enseñanzas que se dan en la Jerarquía consiste en conocer al reino dévico.

También existen otros grupos internos, que en muchos casos el aspirante confunde con las aulas donde se imparte enseñanza "primaria", son los Ashramas de los Maestros, dentro de los cuales no se puede entrar hasta que el discípulo recibe la segunda iniciación y aceptado por el Maestro.
La finalidad de las enseñanzas consiste en formar a servidores para que habiendo redimido la materia de sus cuerpos, se conviertan en canales puros por donde pueda fluir la energía del Maestro y del Ashrama hacia el mundo de los hombres.  
EL servicio consiste en abrir el canal que permita fusionar el Espíritu con la Materia, en redimir la substancia elemental de la cual están compuestas las formas que evolucionan en los planos; físico, astral y mental concreto. 
Redimir es iluminar!
Por esta razón en las aulas nocturnas donde acude el aspirante se enseña a conocer a estos elementales no ya como energía sino como entidades, de manera que el alma deje de identificarse con sus cuerpos y se de cuenta que tan sólo son vehículos, necesarios para poder acceder a los planos inferiores y llevar a cabo el trabajo de Redención. 
El ser humano debe llegar a ser plenamente consciente de que en esencia es divino.

Cuando el Maestro instruye a sus discípulos dentro del Ashrama la enseñanza siempre es grupal, a no ser que exista un trabajo especializado que tan sólo esté capacitado para llevarlo a cabo un sólo discípulo o un grupo reducido de ellos, entonces esta alma o grupo será instruido a parte del resto. Un Ashrama no es un grupo pequeño y con discípulos de una misma raza ni edat, sino que puede estar formado por muchas almas, unas encarnadas en cuerpo físico y otras no, además de pertenecer a distintos países del mundo. Existen diversos grados de discípulos dentro del grupo, desde los probacionistas que están en la periferia del Ashrama hasta los iniciados que tienen su lugar en el Corazón del Maestro.

Dentro de un Ashrama únicamente pueden acceder las almas. Los discípulos que estén encarnados llevarán a cabo el servicio de forma muy distinta, (como es de suponer) a los que no lo están. Además entre el grupo existen distintas tendencias de rayo de las personalidades lo cual significa que sus instrumentos (los cuerpos) a unos les serán más útiles para llevar a cabo el servicio de una forma y en un sector determinado distinto al de los demás.
El Maestro da libertad total al discípulo para que realice el servicio a su manera, siempre y cuando se atenga a las enseñanzas que ha recibido y a la Verdad que le ha sido revelada. Sin embargo todos servirán a un mismo Plan, el de la Jerarquía, a la cual pertenecen desde el instante en que son aceptados por el Maestro, aunque con la particularidad de su ashrama y la influencia del Rayo Monádico de su Maestro que acostumbra a ser el mismo que rige a sus almas. 

Un grupo esotérico formado por discípulos debería ser una réplica en el plano físico del Ashrama del Maestro.
Ante todo en el ashrama no entran las personalidades, la consciencia individual allí no existe porqué el Alma únicamente reconoce la consciencia grupal.
El Maestro pide a los discípulos que si voluntariamente se comprometen a llevar a cabo el servicio que les tiene designado, no retrocedan ante el karma o las dificultades que puedan surgir. El grupo está para ayudarse mutuamente a desvanecer cualquier duda que ensombrezca la consciencia y entorpezca el servicio.

Cuando el grupo está bien integrado, cualquier pensamiento inspirado o dificultad es captado por el conjunto. Esta comunicación generalmente telepática nos hace compartir el karma grupal, tanto si se trata de expansiones de consciencia de alguno de los miembros como de las dificultades personales que puedan estar sufriendo.
Pero ahí está el grupo, para ayudarse interna y externamente.

Generalmente un grupo esotérico se forma porqué existe una atracción entre las almas que lo componen. Quizás pertenecen a un mismo rayo egoico o al mismo grupo ashrámico aunque no lo recuerden.
También es muy probable que vengan unidos kármicamente por lazos espirituales de otras encarnaciones.
Cuando el reconocimiento como almas se produce es casi seguro que se unirán para llevar a cabo el servicio que les ha propuesto el Maestro.

Cuando un alma es joven lo que busca es servirse a si misma, sin embargo un Alma avanzada sirve y ama a la humanidad.


Marta Parramon


  1. Después de leer tu artículo, me llaman especialmente la atención estas palabras:

    "El servicio consiste en abrir el canal que permita fusionar el Espíritu con la Materia, en redimir la substancia elemental de la cual están compuestas las formas que evolucionan en los planos; físico, astral y mental concreto.
    Redimir es iluminar!"

    Significa esto,entonces, que todo Servicio es portador de Luz (como canal de unión entre Espíritu y Materia). Y a su vez, esta Luz a menudo provoca grandes trastornos en la Conciencia en evolución y como consecuencia en la forma (vida externa) a través de la cual se manifiesta el Alma. "Redimir es iluminar", pero no sin pasar antes por el fuego purificador.

    Si el Discípulo avanza en la medida en que Sirve... ¿Cuanto más andemos más estamos sirviendo; más Luz estamos derramando en las conciencias con las que entramos en contacto; más trastornos estamos produciendo? Como Prometeo, ¿deberemos robar el Fuego a los Dioses para dárselo a los hombres?

    Un abrazo,

    Neus
  2. Este es un tema lo bastante amplio e interesante para poder ampliarlo con una respuesta más extensa de lo habitual.
    Por lo cual, te la daré en la pàgina principal.

    Un abrazo