lunes, 19 de junio de 2017

Responsabilidad y Libertad en el Servicio !



Nos ha tocado vivir en una época de grandes transformaciones mundiales a todos los niveles. Buscamos respuestas que nos orienten a fin de contribuir eficazmente a la construcción de una nueva cultura, que ha de dar al mundo una humanidad cuyos valores no se asienten en el pasado.
¿Cómo podemos cambiar los valores actuales que han regido toda una civilización y que nos han conducido a la decadencia y al desorden total?

Yo diría que con el ejemplo! No dejándonos arrastrar por las tendencias de una sociedad materialista que se está destruyendo a si misma.
Nosotros sabemos, porqué lo sentimos en nuestro corazón, que podemos cambiar al mundo, pero existe una condición, primero tenemos que cambiar nosotros mismos.
Somos los aspirantes y discípulos mundiales los que deberíamos introducirnos en las consciencias adormecidas de la humanidad y despertarlas.
No penséis que estoy diciendo que tenemos que ir a predicar por el mundo. Pensad que cuando el trabajo que realicemos (sea cual sea) surja del corazón, no será necesario ir en busca de las almas para despertarlas, porqué el Amor irradia y al mismo tiempo atrae, entonces nuestro magnetismo espiritual unificado con los grupos de servidores, atraerá a las personas que, guiadas por sus almas, sienten la inquietud de buscar respuestas que den sentido a sus vidas.
No temáis en el servicio, porqué el temor paraliza e inutiliza la acción correcta. Cada cual en su justa medida y posibilidades tiene mucho para dar. El esoterista de hoy en día debe ser práctico, debería saber concretar las enseñanzas que ha recibido, pero no repitiendo exactamente lo que dicen los libros sino, escuchando la voz de su consciencia y extraer la comprensión de lo que los estudios han despertado en su interior para darlo a conocer.

Esta es la forma como nacen los nuevos valores y aparecerá la nueva cultura. El discípulo ha de dar a conocer lo que todavía permanece en los niveles ocultos y es, extrayendo de su propia capacidad intuitiva esas verdades que han de transformar al mundo. 

No valen las reformas porqué con el tiempo caeríamos en las mismas tendencias del pasado. Hay que empezar totalmente de nuevo. Nosotros y nuestros hijos estamos inaugurando la era de Acuario, una era en que la Responsabilidad para con la sociedad y la Libertad habrán de ir de la mano.
Seamos libres, alegres y responsables y no cerremos el corazón a las necesidades del mundo. El Amor liberará a la humanidad del sufrimiento, la miseria y la desdicha.

Cristo ya lo dijo " Sólo por el Amor el hombre será salvado"



Marta Parramon
  


jueves, 11 de mayo de 2017

Buscando el Centro de Equilibrio !

Traducción del Catalán al Español publicado en audio en este blog el 28/06/16

Reunión grupal en La Asociación de Amigos de la India de Barcelona, Catalunya (España) 1996



Al adentrarnos en temas esotéricos grupal o individualmente es aconsejable aplicar la analogía, siendo el método esotérico que nos facilitará la comprensión, porqué habremos hallado el hilo de conexión que une lo interno con lo externo. De esta forma comprenderemos  que lo sutil y lo denso forman parte de un mismo principio, aunque en el proceso de manifestación se separen para llevar a cabo la evolución en todos los planos existentes, desde los más sutiles y espirituales, hasta los más densos y materiales.
La fusión de ambos aspectos es lo que conduce al equilibrio. De ahí que al aplicar la analogía se nos da la oportunidad de unificarlos y al hacerlo, descubrir los misterios que yacen ocultos para la gran mayoría de la humanidad demostrando que todo cuanto existe se rige por unas mismas Leyes divinas y que " Igual es arriba que abajo e igual es abajo que arriba".  

De mi parte intento compartir con vosotros todo cuanto he podido descubrir por mi misma y quizás con estas charlas os pueda inspirar para hallar las respuestas por vosotros mismos. 
El discípulo de hoy en día debe desarrollar la mente científica a la par del corazón. No sirve de nada práctico conocer intelectualmente las leyes ocultas si no podemos aplicarlas a la vida y contribuir con ello a la evolución planetaria. No se trata tan solo de "hacer descender el cielo a la tierra" hay que incorporarlo en nuestra consciencia y en la vida práctica de cada día, compartirlo con el grupo y darlo a conocer al mundo por medio del servicio.

El tema que propusimos la semana anterior fue sobre el "equilibrio" de manera que todo cuanto podamos descubrir nos conduzca a la comprensión, los métodos y formas de llegar a él. No me refiero únicamente a lo personal sino a todo cuanto pueda significar para la evolución. 
Así que cuando nos introducimos en el tema es importante abrirnos y no quedarnos únicamente en nuestra propia persona sino, observar al mundo, a la sociedad, a las familias y descubriremos que la  armonía no es precisamente lo que predomina.
Descartemos todo cuanto produce desarmonía e intentemos comprender el porqué, las causas profundas, entonces veremos con claridad lo que el mundo necesita. Empecemos por aplicarlo en nuestras vidas para dar el ejemplo de lo que a su debido tiempo ha de dar sus frutos.
Tal como ya he repetido en muchas ocasiones, la aplicación de la analogía nos dará la clave que nos permitirá acceder a lo oculto y desconocido. La Analogía es la Llave maestra que nos abrirá la puerta a la Intuición.

En todos los principios es necesario un proceso de aprendizaje y en esto estamos, para aprender y llegar a convertirnos en servidores realmente útiles. La finalidad de las enseñanzas que os propongo es para que un día cada uno de vosotros estéis preparados para formar vuestro propio grupo. Es necesario que os vayáis concienciando que tenemos por delante un servicio mundial urgente y éste servicio debemos realizarlo grupalmente tal como está previsto en esta nueva era, con plena responsabilidad e integración grupal. Existen muchas clases de grupos cuyo servicio difiere ampliamente de otros según su tipo de Rayo y evolución, sin embargo existe un objetivo común que consiste en dar un impulso a la evolución, cada grupo guiado por su propio Maestro.

La oscilación entre los dos platillos de la balanza nos da la imagen simbólica perfecta de los pares de opuestos en que se desarrolla la consciencia humana, pero no olvidemos que el punto de equilibrio se halla en el centro, en el fiel de la balanza. I en esta idea  tenemos la clave que nos permitirá descubrir el punto de equilibrio en todas las cosas y en el mismo centro de nuestra propia consciencia. 
El gran desequilibrio yace latente en la consciencia astral, especialmente cuando la mente trata de imponerse sobre la vida de deseos, entonces es cuando se produce el conflicto. Es una auténtica crisis de consciencia lo que vive el ser humano que aspira al discipulado, sin embargo tiene la herramienta necesaria y adecuada para hallar el equilibrio que traerá paz y armonía a su vida y a su entorno. Esta herramienta la ha trabajado durante larguísimo tiempo y durante muchas encarnaciones y ahora si se lo propone puede utilizarla para convertirse en un perfecto servidor. Esta herramienta es la mente en sus distintos niveles.

Más adelante surgirá una nueva crisis de consciencia, cuando el Alma someta a la personalidad integrada. Sin embargo si la orientación espiritual es la correcta y estamos comprometidos en el servicio, seremos plenamente conscientes de la causa que nos impulsa al desprendimiento del yo inferior y entonces sabremos quienes somos verdaderamente, no la personalidad que ha de ser sometida sino el mismo Ser que la está sometiendo.
Finalmente dentro del reino humano, el Alma que está utilizando el vehículo de la personalidad será sometida por la Mónada espiritual, (el verdadero Hombre), la causa original de la evolución del 4º Reino. Entonces el Propósito Monádico de manifestación, desarrollo de la consciencia y redención de la materia, se habrán cumplido y el ser que había sido recuperará su condición monádica. 

Vemos que al proceso de reconocimiento de uno mismo siempre le precede un período de desequilibrio, aunque se produzcan en distintos niveles de consciencia a medida que avanzamos y esto se produce porqué, hasta cierto punto, el poder de los elementales sobre nuestros cuerpos es extraordinario.
La materia o substancia elemental perteneciente al reino dévico tiene como destino evolutivo ser sometido a la mente humana. Ésta es la causa del conflicto entre el espíritu y la materia, entre los seres humanos que todavía viven inconscientes de ser almas en encarnación y cuya identificación es totalmente elemental y quienes son conscientes de la divinidad de su propio ser. Existe un abismo de miles de encarnaciones entre unos y otros.
Son dos extremos, los dos platillos de la balanza que todavía oscilan y están creando una lucha interna en el plano astral que repercute en el plano físico.

Tenemos que equilibrar los opuestos para que surja algo nuevo, tal como comentábamos el otro día al referirnos a los dos filamentos de una bombilla, que al entrar  en contacto y producirse el vacío, nace la Luz.
Ésta es la promesa de los grandes Seres que guían a la humanidad. Pero depende de nosotros acelerar el proceso o retardarlo. 
Tenemos pues una gran responsabilidad y mucho por hacer. La cuestión está en no oponer resistencia a la evolución, dar respuesta a las necesidades de cada momento y no olvidar que toda acción debe ser precedida por el discernimiento y el Amor.


Marta Parramon




martes, 2 de mayo de 2017

La evolución intensifica la Luz !

   
 

Traducción del Catalán al Español publicado en audio en el blog de la Sociedad Teosófica Rama Armonía de Barcelona 01/01/2016

Reunión grupal en la Asociación de Amigos de la India de Barcelona,
 Catalunya (España) 1995




Después de unos días de meditación sobre la influencia que tiene la luz sobre la evolución, el aspecto interno de los seres humanos, el trabajo en la relación grupal y también individualmente, hoy vamos a tratar este tema tan sugerente como es la Luz.

Podemos enfocarlo desde distintos ángulos, por una parte intentando ver lo que es y representa la luz externa y fenoménica. Tenemos la luz del Sol que además de darnos la vida nos ilumina; tenemos la luz de nuestro planeta y por otra parte existe la luz de la consciencia que todo ser lleva en su interior y que al paso de muchísimas encarnaciones empieza a irradiar a través de la forma, manifestando el estado evolutivo alcanzado.

En el Sendero del discipulado existen seis etapas, a una de ellas se la denomina "El discípulo que está en la Luz" En realidad se trata del aspirante avanzado que ha entrado en el camino espiritual. Sabe de la existencia de un Yo superior y las ansias de conocimiento espiritual se le acentúan de forma creciente. Este es el primer paso hacia la Luz. 
A medida que el aspirante en probación profundiza más y más en el conocimiento, adquiere una mayor comprensión de lo oculto y espiritual, va abriendo camino en su consciencia y la Luz del Alma empieza a penetrar en su interior y lo va iluminando.
La Luz se manifiesta de muy diversas maneras pero no se trata tan solo de la radiación que emiten las células del cuerpo a medida que se avanza, sino que la Luz produce Revelación. 
La Luz nos permite ser conscientes de la existencia de aquello que antes no veíamos, interna y también externamente. Nos permite conocer y comprender todo aquello que normalmente permanece oculto, que no es visible. 
La Luz interna no se produce únicamente por el hecho de fusionarse el espíritu con la materia a la que le damos el nombre de (Consciencia). Pondremos el ejemplo de una bombilla; sabemos que existen en su interior dos filamentos uno positivo y otro negativo, al conectarse entre sí surge la luz, pero no es tan solo por haberse fusionado esta dualidad que surge la luz, sino que es porqué en este encuentro se produce un vacío. Ocurre lo mismo que cuando emitimos una invocación. En respuesta a la vibración producida por el contacto se produce un "vacío creador" que envuelve a los dos que se han fusionado para crear. Inmediatamente acuden los Devas constructores cuya naturaleza es fuego eléctrico y entonces resplandece la Luz.
Siempre que se produzca el equilibrio entre los opuestos en cualquiera de los reinos  de la Naturaleza, nacerá la Luz.
O sea que la luz es producto del fuego que se manifiesta en la creación como una unidad dividida en tres fuegos, tres Aspectos divinos de nuestro Creador que manifiestan tres estados de consciencia; Fohat, el fuego del Espíritu---Solar, el fuego del Alma--- y Kundalini, el fuego de la Materia , hallándose los tres en plena actividad.

Todo cuanto existe es Fuego - Energía o también podemos asignarle el nombre de Electricidad, el reino humano incluido.
Todo lo creado contiene un núcleo atómico más o menos desarrollado o comprimido. Cuando el núcleo llega al máximo de compresión debido a la evolución de la entidad de la que forma parte, ocurre algo similar al nacimiento de una "Supernova", algo extraordinariamente maravilloso. Estalla con tal potencia que su radiación y la luz que emite traspasa sus límites, liberando karma y oscuridad del mundo.
La entidad confinada dentro del átomo ha sido liberada y su naturaleza radiactiva es Luz.

En el centro de un Ashrama de la Jerarquía resplandece la Luz del Maestro. En el sistema solar el Sol es el centro de Vida alrededor del cual giran los planetas (Sus discípulos). Una galaxia tiene igualmente un centro de Luz irradiante y atrayente que mantiene en cohesión a todo su sistema galáctico.Un átomo cuyo núcleo es radioactivo, mantiene a los electrones , neutrones y protones a su alrededor al igual que lo hace el Maestro con sus discípulos. Sabemos los efectos visuales que produce una explosión nuclear, es extraordinaria la intensidad de luz que resplandece y solamente estamos hablando del átomo físico...
Por esto decía al principio que la luz es inherente en la materia, tan sólo hace falta liberarla, pues todo cuanto existe tiende hacia la intensificación de la Luz, porqué la Luz es atrayente y tal como les dice el Maestro a Sus discípulos; 
"Cuando hayáis penetrado en el centro de luz, dentro de esta luz veréis la Luz" Ésta es la Luz mayor del Espíritu que nos atrae hacia el Centro de Si mismo.
Hay una estrofa de la Gran Invocación que dice, "Que afluya Luz a las mentes de los hombres" "Que la Luz descienda a la Tierra". Esta es la Luz del intelecto. Luego existe la Luz del Alma o del Amor y finalmente la Luz del Espíritu o de la Voluntad al Bien. Las tres Luces unificadas producen al Maestro de Sabiduría. 

Actualmente la radiación solar es mucho más potente que hace doscientos años, científicamente comprobado. No tenemos ni la menor idea del nivel de oscuridad en que se desarrolló en sus principios lo que llegaría  a ser el reino humano y todavía no había desarrollado el sentido de la vista. Parece ser que la oscuridad era tan densa fuera y dentro de su propia consciencia, que no le era necesaria.
Cada raza ha desarrollado un nuevo sentido. Nuestra raza actual estamos desarrollando el sentido común, la mente y el siguiente sentido para los discípulos será la intuición.  

Además de la radiación solar hay otra fuente de luz dentro de las consciencias de cada ser creado. No me refiero únicamente al reino humano sino a todos los reinos de la Naturaleza. Ved sino a las unidades de vida más evolucionadas dentro de cada reino. El mineral por ejemplo, es la muestra más evidente de la finalidad evolutiva de nuestro planeta porqué es el reino que emite una mayor cantidad de radiación atómica o, radiactividad.
En cuanto al reino humano, a medida que los aspirantes en probación y los discípulos mundiales reciban la iniciación, sus auras, en gran parte, libres de materia densa, contribuirán al aumento de la luz  planetaria porqué ésta habrá sido substituida por átomos búdicos radiactivos, contribuyendo a la apertura del Corazón del Sol cuya intensidad de Luz va a producir nuevas especies en todo el planeta, adaptadas a las potentes radiaciones solares que van a producir cambios espectaculares en la forma de vivir y en la recepción de la luz y su utilización. Actualmente tan sólo vemos la Luz físico - etérica de nuestro Logos solar, aunque Su luz astral empieza a penetrar los éteres del Sistema.

Siempre que se produce un aumento de luz externamente, no es únicamente porqué el Logos solar esté recibiendo una iniciación cósmica sino porqué (refiriéndonos al reino humano) internamente también ha aumentado la luz en sus consciencias y aunque no hayamos desarrollado la visión para ver las auras, sin embargo el ojo humano casi sin darse cuenta la irá abriendo y verá la luz del plano etérico de la misma forma como ve en el plano físico denso.  
Todo efecto tiene unas causas, primero el cambio se produce en las consciencias para luego manifestarse físicamente.

El día en que todos los seres que vivimos y evolucionamos en la Tierra hayamos redimido la materia, la Tierra se habrá convertido en un planeta sagrado e irradiará como tal, al igual que Venus, Mercurio o Júpiter aunque la intensidad radiactiva también tiene sus niveles vibratorios evolutivos, lo cual determina la intensidad de su luz.

Si no fuera porqué existe la Luz, no seríamos conscientes de que existe la oscuridad !



Marta Parramon 



domingo, 9 de abril de 2017

Kali Yuga - Un Estado de Consciencia Logoico !



Toda etapa de cambios profundos que vive el Logos Planetario en Sus niveles de consciencia repercuten en Su cuerpo de manifestación produciendo grandes transformaciones especialmente en el reino humano.  
Sabemos por los estudios esotéricos realizados que existen cuatro etapas evolutivas a través de las cuales nuestro Logos planetario ha de pasar e ir trascendiendo a lo largo de Su evolución, al igual le ocurre por analogía al ser humano, que debe recorre las distintas etapas del Sendero hasta alcanzar la Iniciación superior.
A estas etapas que experimenta nuestro Logos, por orden evolutivo se las denomina: 
Kali Yuga- Dwapara YugaTetra Yuga y Satya Yuga.


La etapa actual que estamos viviendo a nivel planetario es Kali Yuga, la Edad de Hierro. La época más oscura en la evolución de un Logos y de todos los seres que vivimos y evolucionamos dentro de Su cuerpo de manifestación. 

Hasta aquí los seres humanos en gran mayoría hemos vivido dando las espaldas a la Luz. Simbólicamente nos hallamos en el fondo de un pozo y la única posibilidad de salir de esta oscuridad es ir en busca de la Luz que únicamente podremos ver "cuando dirijamos la vista al cielo" y veamos de donde surgimos como Hijos Pródigos. Esta Luz que vemos desde la más oscura de las profundidades nos senyala el camino hacia la Liberación.
Estamos viviendo la mayor de las oportunidades que se ha dado a la humanidad, a fin de que pueda trascender el karma, pero estamos librando la lucha más tremenda con la dualidad establecida entre el ser material que vive en nosotros y el ser espiritual, los cuales se disputan la primacía de nuestra consciencia.


La decisión recae en nosotros, en los seres humanos. Hay que perder el miedo a afrontar lo desconocido,
desapegarnos, romper con las tradiciones, las doctrinas trascendidas y con todo lo que hasta el momento nos ha dado seguridades. Este es el primer paso hacia Agni Yoga.
Quienes se aferran al pasado y de forma consciente e inflexible se niegan a adaptarse a los nuevos tiempos, a progresar y aceptar la responsabilidad que conlleva formar una nueva cultura y civilización basada en unos valores más humanos y justos, están del lado de las Fuerzas del mal. 


Por otro lado están los discípulos y aspirantes que de acuerdo a los requerimientos jerárquicos y de su propia alma están trabajando intensamente dinamizados por la fuerza del Primer Rayo que les llega desde Shamballa, proporcionándoles valor, resistencia y poder para romper con los valores caducos y abrir paso a la nueva era de Fraternidad Universal que ha de preparar al mundo para la Venida del Nuevo Instructor.


A la siguiente y más avanzada etapa de este divino Sendero se la denomina, Dwapara Yuga, la Edad de Bronce, la cual (todavía influenciada en parte por Kali Yuga) conduce a la búsqueda del equilibrio en el centro de Síntesis del Corazón y a la orientación definida de regreso al Hogar del Padre, a la Mónada espiritual. En esta próxima Edad  se vislumbrará de forma creciente la Luz que nos señala el Sendero de Retorno. Este es el próximo Yuga que nos aguarda para cuando hayamos dado el paso definitivo hacia los valores trascendentes.


Tetra Yuga es la Edad de Plata, la cual la podemos comparar con el predominio del Ángel Solar sobre el Morador del Umbral,o sea, el Bien por encima del Mal. Es entonces cuando el predominio de la Luz se acentuará grandemente y la oscuridad desaparecerá en su totalidad de la consciencia planetaria.



Finalmente Satya Yuga, la Edad de Oro, el reencuentro e identificación con el Padre en los Cielos. Cuando el Logos planetario haya alcanzado la Edad de Oro, todo el planeta resplandecerá porqué se habrá convertido en sagrado al igual que todas las células de Su cuerpo (los reinos de la Naturaleza). Entonces se habrá cumplido el Plan del Logos y Su Propósito de Redención se habrá consumado.



Démonos cuenta que la analogía puede ser aplicada en todo cuanto concierne a la evolución entre el macro y el microcosmos. Sabemos como evoluciona la humanidad y si al observar al mundo somos conscientes de lo que es correcto y lo incorrecto, significa que tenemos plena consciencia del bien y del mal. De ahí la gran responsabilidad que nos concierne. No tenemos excusa para desentendernos y no implicarnos, a menudo incluso dentro de los círculos esotéricos se atribuye el mal karma al nivel de consciencia del Logos planetario, del Logos solar e incluso al mal cósmico. No podemos negar que el mal cósmico existe, pero no todo el karma que nos produce sufrimiento viene del cosmos. 

Existe un libre albedrío humano que nos da el privilegio de equivocarnos, lo cual genera karma bueno y malo y este karma lo hemos generado nosotros, no el Logos. Lo cual significa que somos los seres humanos quienes tenemos por Ley, la obligación de trascenderlo, corregir los errores del pasado y empezar a construir las bases con unos fundamentos terrenos y a la vez espirituales capaces de sostener la futura civilización basada en el Orden, la Justicia, la Igualdad y el Amor fraternal. 


Marta Parramon

lunes, 3 de abril de 2017

El Yoga De Síntesis !



Agni Yoga
El Yoga de Síntesis


¿ Qué es lo que nos inspira leer u oir hablar del Yoga de Síntesis?
Sabemos que también se le atribuyen otros nombres como, el Yoga de Fuego, La Doctrina del Corazón...

Existe quizás una cierta confusión cuando se nos dice que Agni Yoga fué dado a la humanidad por los iniciados y discípulos del Ashrama del Maestro Moria de 1r Rayo, cuyo máximo exponente (incomprendido incluso para algunos discípulos) fue Krishnamurti. Lo que lleva a la confusión es que Siendo un Yoga de Primer Rayo se le asigne su sede en el Corazón, sabiendo que al Centro cardíaco siempre se le ha atribuido el 2º Rayo de Amor y Sabiduría.

Veremos si podemos aclararlo,
Por un lado la practica de Agni Yoga se basa en el vivir el Presente, en la observación atenta donde la mente deje de intervenir para dar paso a la intuición superior i el desapego de la memoria acumulada en el tiempo.
Si habéis estudiado algo sobre la Ciencia de los Triángulos sabréis a que me refiero cuando hable de los tres centros principales a través de los cuales el Logos planetario desenvuelve Su propia evolución y son: Shamballa, la Jerarquía y la Humanidad.

Shamballa es Su Centro Coronario, 1r Rayo
La Jerarquía Su centro Cardíaco,    2º Rayo  
La Humanidad Su centro Laríngeo, 3r Rayo

Dos de estos centros evolucionan y promueven la evolución con un concepto distinto del tiempo y son: la Jerarquía y la Humanidad.
Veremos el porqué no he nombrado a Shamballa...
La razón es esta: el Reino de Shamballa vive el Eterno Presente donde el tiempo, entendido como nosotros lo conocemos ha dejado de existir.
La Jerarquía, el 5º Reino de la Naturaleza, por medio de Sus discípulos prepara a la Humanidad para el Futuro,
y la Humanidad, el 4º Reino vive y evoluciona condicionada por el Pasado.

Ahora observemos y si es posible profundicemos en lo que pueda ir surgiendo al indagar sobre Agni Yoga:
En primer lugar Agni Yoga sintetiza en si mismo los Yogas precedentes que han constituido la orientación en el sendero que conduce a la Iniciación, o sea que convierte al ser humano en un Iniciado. 
Por otro lado tenemos al Centro Cardíaco, el cual sintetiza en sí mismo la mente y el corazón, o sea, el Amor y la Inteligencia y cuando se ha producido esta fusión superior, la Tríada espiritual resplandece y Atma , Budhi y Manas forman un triángulo de Luz que une el centro Cardíaco y el Ajna con el Coronario.

Síntesis se halla en el Corazón, es el centro de equilibrio entre la Razón y el Amor, cuando esto ocurre y los tres centros están despiertos y radiantes, el Alma que lo ha logrado asciende por el triángulo de Luz hacia el centro Coronario y fruto de esta conexión triple el ser humano sabe y vive lo que significa Agni Yoga, porqué se ha despojado de la memoria que lo había condicionado durante toda su existencia. Ha transformando su vida en algo totalmente nuevo y libre del tiempo. El Antakarana ha sido construido facilitando al Alma entrar en la Iniciación.

A todo ser humano ha de llegarle la hora de aplicar el primer rayo al destino de su existencia, sea cual sea el rayo a que pertenezca su Alma. Es el camino a seguir, proyectándose intensamente a la búsqueda de la Verdad espiritual que lo conducirá a la Iniciación y a las Puertas de Shamballa, pero en este reino tan sólo se puede entrar si nos hemos despojado de todo y hemos aprendido a vivir el "Eterno Ahora" del que nos habla Vicente Beltran.
Agni Yoga es el Yoga de los discípulos de la nueva era, aunque todo aspirante ávido de conocimiento espiritual que anhela conocerse a si mismo le servirá  como faro de luz que iluminará su camino. 

Todos hemos vivido algún momento de liberación del tiempo, especialmente cuando la atención ha sido tan intensa en el presente, que la mente ha dejado de pensar en nada que no fuera aquel instante, ya sea escuchando una conferencia, una pieza musical que nos ha elevado el espíritu, en el cuidado de nuestros hijos en momentos de intensa ternura y de tantas otras maneras, que aunque tan sólo haya sido por un instante nos ha permitido construir un poquito más del Puente de Luz, el Antakarana.

El Antakarana únicamente nos servirá para andar el camino que une la mente inferior con la mente abstracta o sea, con el Ángel solar y una vez construido deberemos desprendernos de él. Esta etapa es dura porqué desprendernos de la mente es dejar atrás la memoria de todo cuanto hemos sido como personalidades e individuos aislados. Pero nada se pierde, toda la experiencia ha quedado grabada como memoria en los Registros akásicos, aunque en este estado superior alcanzado ya no precisaremos de ella, a no ser, que el Maestro crea conveniente mostrarnos alguna etapa de nuestra vidas anteriores.

Ahora será la consciencia intuitiva la que regirá nuestro destino superior, porqué la entrada en alguno de los subplanos del plano Budhico  nos convertirá en seres creativos y originales y ya nada de los condicionamientos humanos alterará nuestras vidas, porqué el corazón que es de donde nace la intuición habrá abierto sus pétalos.
El Corazón es el cáliz donde en cada iniciación se vierte un poco más de Sabiduría, de ahí que en todas y cada una de ellas aumenta su radiación y magnetismo y se expande con Amor infinito hacia todo cuanto late al compás del Corazón Solar.


Marta Parramon.

sábado, 4 de marzo de 2017

Aprendiendo a aplicar las analogías!

                                   
                         
Traducción del Catalán al Español publicado en audio en el bloc de la Sociedad Teosófica Rama Armonía de Barcelona el 16/10/2016

Reunión grupal en la Asociación de Amigos de la India de Barcelona, Catalunya (España)1999



Aprendiendo a aplicar las analogías entre el macro y el microcosmos


A medida que nos vayamos introduciendo en el estudio de las enseñanzas esotéricas veréis que cada vez se hace más necesario aprender a utilizar la analogía hermética, porqué el conocimiento concreto por si solo ya no nos da las respuestas que anhelamos. También os daréis cuenta que existen distintos niveles de interpretación pues depende en gran manera del tema que estemos tratando y de la capacidad de cada uno para poder penetrar en los niveles intuitivos, pues cuando tratamos de algo trascendente, la respuesta siempre nos viene del plano superior al mental.
Cuenta la tradición esotérica que este procedimiento ya era conocido desde mucho antes de Hermes Trismegistus. Lo conocían y aplicaban los caldeos, los egipcios y por supuesto los griegos. Hermes enseñaba a sus discípulos a aplicar la sabia ley de la analogía, éste era y és, el sistema más fidedigno que el discípulo tiene a su alcance para descubrir las realidades ocultas y hallar el hilo de conexión que une lo superior con lo inferior. En la profunda observación descubriréis que en el cosmos todo se reproduce de igual forma, desde lo más grande hasta lo más pequeño, ya sea observando el cuerpo humano o a la entera Naturaleza.
En la época de Hermes los grandes Sabios eran Sacerdotes expertos en Astronomía y Astrología, que en realidad  era una y la misma ciencia pues no había separación alguna entre ellas como ocurre actualmente entre ciencia y religión.
Además los discípulos de toda escuela de ocultismo que era totalmente hermética, no adoraban a ningún ídolo religioso o divinidad sino que ponían frente a sí la figura de un cuerpo humano y a su alrededor se reunían para llevar a cabo sus meditaciones y trabajo grupal. 
Además de la Astronomía y la Astrología se estudiaba el funcionamiento de cada órgano del cuerpo humano y la interrelación que existía entre ellos, de esta forma a partir de la observación del cuerpo físico podían conocer el macrocosmos. 
Quienes hemos estudiado Astrología esotérica o la ciencia de las energías cuando circulan por el cuerpo etérico, sabemos que cada órgano está regido por un planeta, entonces al observar el cielo y conociendo la función que dicho órgano ejerce en el cuerpo humano y aplicando la analogía, podríamos saber cual es la función que le correspondería realizar a dicho planeta dentro del cuerpo Solar. 
En los libros de DK -Alice Bailey se dice o insinúa algo sobre la posición de los chacras dentro del cuerpo del Logos solar, pero todavía hay mucho que investigar para descubrir este Misterio, lo podemos intuir al relacionarlo con la consciencia humana, pues la mente concreta por si sola no siempre nos dará la respuesta correcta. Sabemos hasta cierto punto la función que realizan los chacras en el cuerpo humano, pero también sabemos que la posición que ocupen puede variar en mucho, de una persona a otra según el tipo de rayo a que responde y el estado evolutivo alcanzado.

Al igual que ocurre con el ser humano cada uno de los planetas (o chacras) de nuestro sistema solar es la exteriorización de un estado de consciencia logoico, sea o no sagrado dicho planeta transmite una energía particular de Rayo que al circular por todo el cuerpo a través de los "Nadis," (la red etérica que envuelve el planeta  y constituye la contraparte del sistema nervioso) unifica las distintas energías, las impregna de la característica esencial de dicha entidad y las exterioriza, dando una cualidad distintiva a la expresión externa que es compartida por el conjunto. 

Voy a poner un ejemplo y analogía, que quizás nos haga reflexionar sobre la posición del Sol en el Sistema y también en la parte del cuerpo humano donde se le asigna el sol: 
El Sol que vemos és la expresión física de nuestro Logos solar, nos da la Vida, el Calor y como consecuencia permite el Movimiento.
Su cuerpo de manifestación es todo el sistema, al igual que lo es para nosotros el cuerpo físico. Sus siete chacras principales son los planetas sagrados. Pero además de estos chacras hay otro de suma importancia al cual no se lo tiene demasiado en cuenta y és el chacra Esplénico que compenetra el bazo.

El chacra esplénico en el cuerpo humano realiza la misma función que el Sol en el sistema, recibe y distribuye las energías pránicas y solares.
Todo cuerpo que posea vida tiene dos polos "norte y sur" por donde entran y salen las energías de forma constante,
Por el norte (centro coronario) penetran las energías solares y pránicas y por el sur, desde los chacras de los pies, entran las energías planetarias o la fuerza vital cuyo centro receptor es el básico, el asiento del fuego de la materia. 
Poniendo un ejemplo con un árbol, viene a ser lo mismo; la copa recibe la luz, el aire y el calor del sol que le permite crecer en sentido ascendente, fructificar y reproducirse, además de producir el oxígeno necesario para mantener la vida de todo ser que habite el planeta. Las raíces introducidas en el suelo absorben los minerales, el agua y nutrientes necesarios que necesitará el conjunto del árbol para crecer. El árbol es el cuerpo físico de una entidad Dévica que lo habita y evoluciona por medio de él  
En este ejemplo vemos que si no fuera porqué existe la reencarnación y nos aferramos a la Tierra una vida tras otra, para el ser humano no sería posible la evolución.

Quizás entonces podamos comprender con más claridad que las energías provenientes de niveles cósmicos penetran por el centro coronario (del Logos o del hombre) hasta el esplénico siendo distribuidas por todo el cuerpo. A continuación penetran por los nadis, circulando a través de ellos hasta los chacras,(un chacra principal está formado por el entramado de infinidad de nadis, formando un aglomerado de energía donde se acumula la vibración de los distintos estados de consciencia, físicos, astrales, mentales o espirituales, facilitando la energía necesaria al órgano que le corresponde según su posición.  
Los chacras son la contraparte etérica de las glándulas endocrinas situadas cerca del órgano que vitalizan. Las hormonas que segregan las gándulas, se impregnan del estado de consciencia que le corresponde al chacra según la posición que ocupa en el cuerpo etérico, para luego ser vertidos a la sangre, de esta forma la consciencia de aquel ser humano o Solar es distribuída por todo el cuerpo, siendo afectado de alguna forma todo el organismo, produciendo unas consecuencias.
Ved que estamos intentando ver la analogía entre el Sistema solar y el ser humano.
A la sangre en sentido esotérico siempre se le ha atribuido un poder mágico, al contener el ADN, pero no únicamente físico o psicológico sinó que contiene la propia vibración del alma y los estados de consciencia internos.

Al Sol o Logos solar se le atribuye la característica del segundo Rayo de Amor y Sabiduría, es la Entidad dentro de la Cual vivimos y evolucionamos a igual que lo hacen las células que evolucionan dentro de nuestro cuerpo.  
Los estudios esotéricos sitúan la regencia del Sol en el corazón, sin embargo  el Sol no es un planeta, por lo tanto no lo podemos considerar como un chacra ni tan sólo como un planeta sagrado, está muy por encima de éstos. Pero si la analogía con el ser humano  puede ser aplicada en estos niveles, resulta que el Sol representa el Chacra Esplénico en el Sistema.
Por otro lado sabemos que Júpiter es el distribuidor del 2ºRayo de Amor, el que ha de sintetizar y absorber la consciencia de todos los Logos y entidades que evolucionamos dentro del Sistema solar cuando llegue el momento del Pralaya (época de descanso o desencarnación.) 
También nos podríamos preguntar; ¿porqué no es el Logos solar Quien ha de sintetizar en Sí mismo la consciencia adquirida de las entidades que constituyen Su cuerpo, puesto que es Él quien creó el Sistema dotándolo de Amor y Consciencia? O porqué quizás según dice el Maestro Tibetano y también la Ciencia, Júpiter se está convirtiendo en  un Sol?  
A partir de aquí pueden surgir muchas más preguntas: Si Júpiter además de ser un planeta sagrado es el Señor del Segundo Rayo, "Uno de los Espíritus Ante el Trono de Dios",¿En que parte del cuerpo humano situaríamos su regencia? 
O es que quizás no es el Sol el regente del corazón sino el planeta que oculta?. Supongo que todo dependerá de si estamos hablando del Logos o del ser humano, pero así y todo, existe una analogía.

También podríamos dar la regencia del corazón a Mercurio, planeta sagrado y portador del 4º Rayo a todo el sistema. ¿ Porqué a Mercurio? pues porqué al igual que el centro cardíaco está justo en el centro de un septenario de energías. Porqué la intuición proviene del 4º plano cósmico, el Búdico el cual se asienta en el corazón.
Bien, no quisiera complicarlo más con tantas preguntas, sin embargo éste es el sistema, la forma como podemos hallar las respuestas por nosotros mismos y a la vez compartirlas con el grupo.
La tarea de todo discípulo consiste en "arrebatar el Reino de los Cielos por la violencia", entendido esotéricamente. Dicho de otra forma, descubrir lo que aún permanece oculto para darlo a conocer al mundo.


Quizás según a quien que no esté habituado a estos temas pueda parecerle complicado, sin embargo cuando dejamos fluir la imaginación aparece la intuición, desaparece la complejidad de la mente concreta y surge la respuesta con la mayor sencillez.

Os lo dejo aquí para que entre todos vayamos investigando a fin de hallar respuestas que unan nuestra consciencia humana con la consciencia divina. 


                                                                      Marta Parramon.


viernes, 3 de febrero de 2017

Els Àngels solars, els Prometeus del Cosmos !

   
Conferència a càrreeg de Marta Parramon a la Societat Teosòfica Branca Fraternitat de Breda, Catalunya (España) 2000