(Los audios en lengua Catalana son traducidos progresivamente al idioma Español)

sábado, 2 de junio de 2018

VBA. La causa que subyace en cualquier fenómeno psíquico !




Conferencia a cargo de Vicente Beltran Anglada en la Asociación de Amigos de la India de Barcelona, Catalunya (España) 03/1981

La disciplina de los cuerpos y el trabajo grupal !

                                                                          

Traducción del Catalán al Español publicado en audio en este bloc el 08/02/18

Reunión grupal en la Asociación de Amigos 
de la India 1995


Llegados a cierta etapa evolutiva empezamos a interesarnos por encontrar respuestas que van més allá de lo material.  El mundo oculto nos atrae cada vez con más fuerza y esto significa que nos hemos convertido en aspirantes, aunque la personalidad todavía predomina. Esta etapa va unida al desarrollo de la mente, la que nos inclina a buscar conocimientos de orden espiritual desconocidos por nosotros hasta el momento.
La disciplina de los cuerpos es necesaria durante todo el trayecto que sigue la evolución humana y especialmente en la etapa avanzada de los aspirantes en que la mente y el corazón siguen un proceso de desarrollo ascendente, para así obtener el poder de dominar sobre su vida de deseos. 
El desarrollo de la mente concreta en sus distintos subplanos  es de suma importancia en la escala evolutiva, para que llegado el momento en que el aspirante en probación sea sometido a las pruebas karmicas iniciáticas, demuestre que es capaz  de subyugar al elemental de su cuerpo astral, ya que en esta etapa en que se acerca al discipulado tendrá que demostrar que quien dirige su vida y su consciencia es el elemental de su cuerpo mental, muy cercano al Àngel solar, su Yo superior.

Los cuerpos físico, astral y mental concreto, deberían formar una síntesis, una personalidad integrada que funcionara como una sola unidad y estuviera abierta a los requerimientos del Alma. Es entonces cuando un ser humano está preparado y puede demostrarlo en el Servicio.
Pero aunque se esté muy desarrollado intelectualmente si no se demuestra Amor en el olvido de sí mismo, en la entrega y responsabilidad frente a las necesidades del mundo, no indica que esté actuando como Alma sinó como personalidad. Por esta razón el desarrollo del Corazón debe ir a la par del desarrollo de la mente.

Las ansias de servir surgen sin que nos lo hayamos propuesto. Es el impulso del Ama que nos indica que es ella quien dirige a la personalidad y la inclina al Servicio desinteresado practicado con Amor e Inteligencia.  

Cuando se hace referencia a la subyugación de los cuerpos de la personalidad ello no indica que los tengamos que mortificar u olvidarlos, sinó que de lo que se trata es que no sean los elementales de estos cuerpos quienes tomen las riendas de nuestra vida, sino que sea el Alma la que se exprese como compasión, justicia, inteligencia, inclusividad y comprensión. Los elementales de cada uno de los cuerpos deben ser cuidados y atendidos, pero eso sí, no hay que darles lo que nos piden sinó lo que realmente necesitan y les corresponde. 
Todavia existen muchos prejuicios sobre este punto. Muchos esoteristas están convencidos que un discípulo debería ser 
" impecable" célibe, vegetariano, que debería (según ellos) llevar una vida casi monástica como lo hacían los místicos del pasado. Sinceramente diré, que los tiempos han cambiado y que si una persona o discípulo son puros, todo cuanto realicen con sus cuerpos será puro.
Los elementales de los cuerpos piden lo que les corresponde y si los mantenemos saludables y en equilibrio, como consecuencia el Alma tendrá un vehículo mucho más útil para llevar a cabo el Servicio.     

Muchos discípulos, Almas encarnadas, poseen unos cuerpos frágiles y llenos de enfermedades porqué posiblemente en sus encarnaciones anteriores flagelaron sus cuerpos y les impidieron llevar a cabo sus funciones naturales, negándoles lo que la Naturaleza les concedió cuando Dios los creó.

Hay que ser muy consecuentes y ser capaces de ver por nosotros mismos que las enseñanzas espirituales deben ser comprendidas desde nuestra perspectiva actual, que debemos ser discípulos prácticos conservando los principios de la Sabiduría Eterna, pero adaptada a la etapa evolutiva alcanzada por la humanidad porqué avanzamos mental y espiritualmente y la presentación de las grandes Verdades debe ser comprendida por la humanidad, no tan solo por grupos minoritarios esotéricos.


Marta Parramon